La diabetes tipo 1 es una de las enfermedades autoinmunes y metabólicas más prevalente. Sin embargo, la información sobre el tema es más bien escasa. ¿Quieres descubrir 5 cosas que debes de saber sobre la diabetes tipo 1?

1. El páncreas

¿Qué produce exactamente la diabetes tipo 1? Seguro que asocias la enfermedad con el azúcar alto y con la insulina, pero desconoces la causa. La diabetes tipo 1 se produce porque el páncreas no funciona correctamente.

El páncreas de un diabético tipo 1 no produce insulina, la hormona que ayuda a que la glucosa penetre en las células para darles energía. También se puede dar el caso que tu sistema autoinmune confunda a las células beta productoras de insulina como un enemigo y las ataque, destruyendo con el tiempo tu capacidad para generar insulina. Sin insulina, el exceso de glucosa permanece en la sangre, lo que puede producir problemas a largo plazo si no se controla.

2. ¿Hereditaria?

En la diabetes tipo 1 existe un componente genético. Si tus padres o algún familiar directo son DT1 tienes más probabilidades de serlo así que mucho ojo a tus antecedentes familiares porque puedes acabar desarrollando diabetes.

Que en tu familia haya diabéticos no quiere decir que tú lo vayas a ser, pero tienes más posibilidades de que otros factores activen el gen. De igual modo, aunque no haya ni un solo diabético tipo 1 entre los tuyos tu podrías ser el primero.

3. Niños y jóvenes

La diabetes tipo 1 se conoce también como diabetes juvenil. De hecho, es entre niños y jóvenes adultos entre los que más se diagnostica. Detectada a tiempo, con control y cuidado se puede controlar por lo que es fundamental conocer y comprender la enfermedad y seguir las recomendaciones y pautas del médico.

Los padres o cuidadores (profesores, monitores, etc) de los niños DT1, especialmente si son pequeños, tienen que saber en todo momento cómo actuar ante una hiperglucemia o ante una hipoglucemia. Puede que los niños al principio no comprendan bien lo que les ocurre, pero conforme crecen comienzan a conocerse y a comprender la importancia de cuidarse; y aprender a gestionar su diabetes. Es importante apoyar a los niños en este proceso, que no tengan ninguna duda y que puedan hacer todo lo que el resto de niños, pero con un poco más de cuidado.

4. Insulina

La insulina está estrechamente ligada con la diabetes tipo 1. Como os explicábamos antes, el cuerpo no produce esta hormona necesaria para ayudar a la glucosa a entrar en las células del cuerpo.

Cada día los diabéticos tipo 1 tenemos que administrarnos insulina para que este proceso se produzca. El tratamiento exacto variará dependiendo de cada diabético, pero generalmente los DT1 debemos administrarnos insulina antes de cada comida, si se sabe previamente con precisión lo que se va a comer, o después en caso de tener dudas. Normalmente también deberán pincharse al menos una vez al día otro tipo de insulina, la insulina basal, para mantener los niveles a raya entre comidas.

5. Estilo de vida

Está demostrado que llevar un estilo de vida saludable, en el que una dieta sana y el ejercicio formen parte de tu día a día, incide positivamente en la diabetes tipo 1. Como diabéticos, es fundamental que nos cuidemos y controlemos, de hecho ¿quieres llevar la gestión de tu diabetes al siguiente nivel? Con gluQUO es posible. Desde tu teléfono móvil puedes actualizar los registros sobre tu diabetes y además podrás hacer un seguimiento de cómo evoluciona la enfermedad ¿a qué esperas para descargarte la app?