Tras la alegría de la Navidad, las comidas, las cenas y los excesos, es el momento de volver a la rutina y a los hábitos abandonados. Y, como diabéticos, debemos retomarla cuanto antes para evitar posibles problemas de salud.

En muchas ocasiones, seguir una alimentación saludable o practicar algún tipo de deporte es el propósito de muchos para año nuevo. En el caso de los diabéticos, se convierte prácticamente en una obligación.

Es probable que en Navidad hayamos dejado un poco de lado estos hábitos saludables y, compartiendo momentos con los familiares, amigos o pareja, hayamos abusado de ciertos alimentos y bebidas restringidas con demasiada azúcar. No pasa nada, si hemos sido capaces de regular los niveles de azúcar en sangre y administrarnos las dosis adecuadas de insulina, no hay de qué preocuparse. Pero ahora, es momento de volver a ponerse el mono de trabajo.

Por eso, te damos 5 trucos para retomar tu rutina tras las Navidad si eres diabético, sin morir en el intento.

Tips para volver a la rutina tras las vacaciones

Tras las vacaciones navideñas, el objetivo no solo es volver a seguir unos buenos hábitos, también es reducir esos kilitos de más que hayan podido aparecer en forma de grasa corporal. Otra posibilidad, también es expulsar los líquidos retenidos.

Sigue los siguientes tips para volver a la rutina tras las vacaciones y que nada te frene.

1. Lleva el control de las calorías

Adiós dulces, bebidas alcohólicas y comidas copiosas. Comer sin mirar las calorías de los alimentos no solo está provocando que nuestros niveles de azúcar se alteren, sino que nos hará coger peso.
Después de unas navidades en las que apenas hemos tenido miramiento por los índices nutricionales de los alimentos, es el momento de retomarlo y llevar un buen control de las calorías para seguir con nuestro estilo de vida saludable.

2. Vuelve a la dieta previa a Navidad

La mejor manera de reducir las calorías de tus comidas y estar seguro de que llevas una buena alimentación, es volver a la dieta que seguías antes de las fiestas. Seguramente, ésta no solo fuera saludable, sino que incluiría, por ejemplo, el tipo de carbohidratos de absorción lenta que nosotros, los diabéticos, podemos tomar. De este modo, controlar la diabetes y los niveles de glucosa en nuestra sangre será más fácil.
Un error muy común para perder peso, es reducir el consumo de las comidas de manera exagerada y no realizar las 5 comidas al día. Esto es un hábito negativo, puesto que en el momento que volvamos a darle más calorías al organismo, nuestro peso podría dispararse. Es el conocido “efecto rebote”.

3. Que el deporte no falte

Volver a la rutina, sí, pero con energía. Y qué mejor manera que a través de la actividad física.
Tras la Navidad y ese descanso, el cuerpo tiene que estar más enérgico que nunca. Que no solo te baste con volver a comer sano: practica también deporte. Ya sabes que 30 minutos de ejercicio diario es lo más recomendable en los diabéticos, aunque siempre tendremos que tener en cuenta ciertas precauciones a seguir en la práctica del ejercicio. Aun así, con las pilas cargadas y el año nuevo, es el momento perfecto para lanzarse a ello.
Recuerda que cualquier ejercicio es válido, no tienen por qué ser deportes de alto impacto. Dar paseos diarios largos, correr al trote o ir en bicicleta, son algunas de las actividades que nos permitirán mantenernos en perfecto estado.

4. No olvides hidratarte

El agua no solo es efectiva para mantener el cuerpo hidratado, sino también para acabar con las retenciones de líquidos y las sustancias tóxicas que formen parte de nuestro organismo tras la Navidad.
Para que el agua realice sus funciones de la mejor manera posible, bebe cerca de dos litros de agua al día. Para que te sea más cómodo y no creas en una cantidad tan grande, piensa que con beber unos 8 vasos de agua al día, es suficiente.
Junto con el agua, otro tipo de líquidos como los tés o los caldos también van a ayudarte a cumplir estas funciones.
fuente

5. Piensa en positivo

No te vengas a bajo ni pienses que volver a la rutina es algo negativo. No cierres la mente en las consecuencias que podemos sufrir como diabéticos, sino en las consecuencias generales que puede desarrollar nuestro organismo a consecuencia de los malos hábitos alimenticios.
Al haber pasado la Navidad llena de excesos, obligamos al cuerpo a tener que trabajar más en su digestión, lo que supone que éste consuma más energía y queme un mayor aporte calórico. Pese a ello, esto no te garantiza que no vayas a coger peso, sino al contrario. Lo más probable es que lo hagas. Échale ganas y sentido positivo para volver a la rutina anterior.

Si la Navidad ha pasado factura, es el momento de volver a seguir una rutina saludable que, tal vez, antes formaba parte de nuestro día a día.

Como diabéticos, ya sabes lo importante que es controlar nuestros niveles de azúcar y que cada día cuenta. Así que no esperes más. Ponte manos a la obra hoy mismo, revisa estos tips sobre cómo volver a la rutina tras las fiestas navideñas y conviértete de nuevo en una persona saludable. Te sentirás mejor contigo mismo.