Todos sabemos que el desayuno es una de las comidas más importantes del día. Llevar una buena alimentación, con una dieta equilibrada, es una de las claves para gestionar nuestra diabetes. Entonces ¿Cómo deberían ser los desayunos para diabéticos? Toma nota y no te pierdas ninguno de los consejos que te damos hoy.

Grupos de alimentos

Vitaminas, proteínas, hidratos de carbono… Los desayunos para diabéticos además de ricos tienen que ser completos, siempre controlando que interfieran en nuestras glucemias lo mínimo posible.

Vitaminas

La fruta tiene que acompañarnos en las primeras horas del día. La manzana, por ejemplo, puede ayudarnos a mantener a raya nuestros niveles de glucosa en sangre.

Un buen desayuno tiene que incluir vitaminas de las que contienen la fruta y las verduras. Una pieza de fruta entera, troceada con un yogur, o tomate o aguacate con una rebanada de pan integral; nos ayudarán a arrancar el día llenos de energía.

Hidratos de carbono

Aunque los diabéticos tenemos que vigilar mucho la ingesta de hidratos de carbono, ya que repercuten directamente en nuestras glucemias, los desayunos para diabéticos tienen que incluir carbohidratos, preferiblemente complejos o de absorción lenta. Pan integral, avena o cereales integrales, deben ser una de las bases de nuestra primera comida del día.

Proteínas

Dentro de los grandes grupos de alimentos, las proteínas se convierten en uno de los importantes para sentirnos bien, estar sanos y cuidar nuestro cuerpo. Así, las proteínas en el desayuno van a formar parte de ese chute de energía que necesitamos por las mañanas.

Huevo, leche desnatada, queso, yogur o fiambre tendrían que formar parte de cualquier desayuno que se precie.

Ideas de desayunos para diabéticos

Saltarse el desayuno por falta de tiempo no es para nada buena idea. De hecho, solo necesitamos unos minutos para preparar algo rico y saludable. Toma nota, porque llevar un correcto control de los niveles de azúcar por la mañana puede ser más rápido de lo que pensabas.

Desayuno salado

Si eres más de salado que de dulce, apuesta por unos huevos revueltos, que incluso puedes preparar en 2 minutos en el microondas. Acompáñalo con tomate natural cortado en trocitos y una rebanada de pan integral. Un café o una infusión nunca están de más.

El bowl está de moda

Las redes sociales están plagadas de desayunos coloridos y tremendamente apetitosos en forma de bowl. De hecho, está idea puede ser tu desayuno perfecto. Prepara una mezcla de copos de avena y leche desnatada, añadiéndole un poquito de canela. Después, unas nueces picadas y unos frutos rojos por encima y ¡además de delicioso, bonito! Acompaña este rico desayuno salado con café o infusión.

Desayuno mediterráneo

Todos conocemos ya los beneficios de la dieta mediterránea y, por supuesto, también es recomendable a la hora de idear desayunos para diabéticos. Una rebanada de pan integral recién tostada, aceite y jamón ¿Qué más necesitas? Ponte el toque dulce con un yogur y una pieza de fruta, como plátano o manzana. Puedes acompañarlo con café o infusión. Más fácil imposible.

Si te has levantado con el tiempo justo para darte una ducha y salir corriendo, no te olvides de pasar antes por la cocina. Unas galletas integrales, un yogur y una manzana para el camino ¡Menos de 2 minutos!

Cuidado con…

Los diabéticos podemos comer de todo, pero con control. A pesar de ello, si hablamos de desayunos para diabéticos hay algunas cosas a las que debemos prestar especial atención y con las que tener cuidado. ¡Toma nota!

Los zumos

Aunque a priori parece que los zumos naturales son buena idea, la fruta licuada puede afectar de diferente forma a nuestras glucemias, y no hablemos de los procesados con azúcares añadidos. Un zumo de naranja exprimida, por ejemplo, se hace con más naranjas de las que podríamos comer en pieza entera. Además, al ingerirlas bebidas y de una forma rápida, pueden producir una subida en nuestros niveles de azúcar en sangre.

En cuanto a los zumos que podemos encontrar en el supermercado, es habitual que contengan azúcares añadidos que no son especialmente beneficiosos para nosotros.

¿Lo mejor? Fruta en pieza entera, y si te apetece un zumo, ten en cuenta las frutas que utilizas para poder llevar una buena gestión de tu diabetes.

Los cereales

Que socorrido puede ser un tazón de leche con cereales ¿verdad? Sin embargo, es habitual que el contenido de azúcar sea bastante alto. Elige cereales sin o con poco azúcar, con avena, arroz integral, salvado o soja.

Edulcorantes

Los edulcorantes pueden ser buenos sustitutos del azúcar, pero siempre es más recomendable que utilices los naturales, como la Stevia, especialmente si vas a cocinar algo como un bizcocho integral para el desayuno, porque a partir de 190°C se queman y dejan un sabor amargo.

¿Te han gustado nuestras propuestas de desayunos para diabéticos? ¿Eres más de dulce o de salado? ¡Cuéntanos!