Cuando nos detectan algún tipo de diabetes mellitus, lo primero que tenemos que tener en cuenta es qué comemos y si esto nos está afectando a nuestro índice de glucosa en sangre.

Muchas veces pensamos que no existen alimentos malos, sino que el problema es la cantidad, pero no es así. Es cierto que existen alimentos prohibidos en la diabetes; al igual que existen alternativas para éstos.

Diabéticos y alimentos prohibidos van cogidos de la mano. Pese a ello, y para que no te pierdas ninguna de tus comidas preferidas, desde QUO Health te presentamos las mejores alternativas.

¿Cuáles son los alimentos prohibidos en la diabetes?

Existen diferentes alimentos prohibidos en la diabetes y que probablemente no queramos abandonar. Nos puede ayudar saber los beneficios de reducir el consumo de azúcar en nuestra salud. Aún así, si queremos que nuestra salud sea la correcta, al igual que los niveles de azúcar en sangre, evitaremos y sustituiremos los siguientes alimentos:

Golosinas

Las chucherías son para los diabéticos alimentos prohibidos por los altos niveles de azúcar que contienen. Independientemente de si los dulces contienen chocolate o no; caramelo, o cualquier otro tipo de aditivo, han de eliminarse por nuestra salud. Y es que nos llenan el organismo de calorías vacías.

La alternativa a estos alimentos, son los caramelos, pero sin azúcares añadidos. Hoy en día ya existen caramelos para diabéticos que puedes tomar en caso de tener un antojo. De todos modos, no se debe abusar de ellos.

Café

El café es otro de los alimentos prohibidos en la diabetes, pero a su vez su propia alternativa. El matiz está en su forma de consumo y de adquirirlo.

Cuando somos diabéticos, comprar el café en cafeterías o supermercados ya preparados va a aportarnos numerosas calorías e hidratos de carbono. Algo nada beneficioso para el organismo porque eso significa que los niveles de azúcar son altos.

Si somos nosotros quienes preparamos el café en casa y en vez de azúcar le añadimos un poco de canela o nuez moscada, nos ahorraremos dinero y mejoraremos nuestra salud.

Donuts

Si te gusta empezar el día con un café y un donut de la panadería, es momento de dejarlo de lado.
Los donuts son para los diabéticos alimentos prohibidos por la cantidad de grasas y carbohidratos que contiene y que el cuerpo no necesita.

Si quieres engañar a tu cuerpo haciéndole creer que tomas un donut por la mañana, añádele a un bagel un poco de fruta, y disfruta de un alimento dulce y con su misma forma.

Agua de sabores

Si quieres darle un toque de sabor a tu bebida, el agua de sabores que venden en los supermercados no son la mejor idea. Y es que estas contendrán azúcares añadidos entre sus propiedades.
No hace falta eliminar esta bebida de tu dieta, simplemente hacerla tú en vez de comprarla. Asegúrate que los aromas que incluyas en tu dieta no tienes azúcares añadidos en exceso.

Salsas

Las salsas industriales suelen estar preparadas y procesadas con jarabe de maíz, rico en fructosa. Lo que las convierte alimentos prohibidos en la diabetes. El kétchup, la salsa barbacoa, la mayonesa… tendrás que eliminarlo.
Como alternativa, y para condimentar tus platos, puedes optar por condimentos naturales como las especias, las hierbas o verduras troceadas.

Pizza

Probablemente las pizzas sean una de nuestras comidas preferidas, pero están prohibidísimas. Tanto las pizzas que comemos en los restaurantes, como las que podemos comprar en los supermercados son altas en grasas, sodio y, por tanto, tienen un aporte calórico inmenso. Si las consumimos, nuestros niveles de glucosa en sangre se dispararían.

Ahora bien, la alternativa puede ser que las hagamos nosotros mismos. Comprar masa con pocas calorías y añadirle verduras y alimentos bajos en hidratos de carbono, nos permitirá incluir la pizza en nuestra dieta.

Carnes procesadas

Las longanizas, el tocino, las salchichas, y cualquier otro tipo de carne procesada abundan en grasas saturadas y favorecen la aparición del colesterol; además de suponer riesgos para los diabéticos.

Sustituye estos alimentos prohibidos en la diabetes por pavo, pollo sin piel o pescado. De esta manera, podrás disfrutar de la carne sin ver peligrar la glucosa en sangre.

Comida asiática

En este caso no es que sea para los diabéticos un alimento prohibido, sino que se debe controlar qué se come y qué no.

Cuando somos diabéticos y a la vez fans de la comida asiática, tenemos que olvidarnos de cualquier comida frita, empanada o rellena de salsa. En detrimento a estos productos, tenemos que optar por los platos con verduras al vapor o salteadas, el arroz integral; o el pollo y el pescado a la plancha.

Como ves, no hay ninguna de nuestras comidas preferidas que tengamos que evitar por completo con la diabetes, simplemente modificarlas. ¡Toma nota y disfruta de todos tus platos preferidos!