Independientemente del tipo de diabetes que tengamos, llevar una dieta sana y hacer deporte son unos hábitos saludables que deben empezar a formar parte de nuestro día a día y debemos darles la importancia que se merecen.

La práctica de ejercicio durante 30 minutos (como mínimo) al día, va a permitirle al organismo seguir un estilo de vida saludable, a la vez que aportará beneficios para el organismo. Aún así, el ejercicio puede suponer contratiempos para la salud si no se tienen ciertos aspectos en cuenta, como es la administración de insulina.

En el siguiente artículo de QUO Health, te explicamos la relación entre insulina y ejercicio para que hagas del deporte una actividad provechosa y beneficiosa para ti.

Insulina y ejercicio: ¿por qué disminuyen los niveles de azúcar en sangre?

En el momento en el que realizamos una actividad física, nuestros niveles de glucosa varían, disminuyendo sobre los niveles habituales. Esto, se produce por dos razones:

  • Porque los músculos se contraen debido a la actividad.
  • Las células aprovechan más la insulina en el ejercicio (durante y después).

La causa por la que el cuerpo necesita azúcar y hace que disminuya la glucosa en sangre durante la práctica deportiva, es porque el organismo es más sensible a la insulina en estos momentos. Por eso, existe una clara relación entre insulina y ejercicio.

¿La práctica deportiva puede producir una hipoglucemia?

Cuando somos diabéticos, sobre todo, en el tipo de diabetes mellitus 1, hemos de ser conscientes que la hipoglucemia puede aparecer tras el ejercicio.

En el caso de que así sea, tendremos que tratar de volver a unos niveles de glucosa estables. Para ello, has de seguir los siguientes pasos:

  • Tomar hidratos de acción rápida (bebidas azucaradas, por ejemplo).
  • Medir el azúcar en sangre a los 20 minutos.
  • Volver a tomar hidratos si sigues con los síntomas de la hipoglucemia, como mareos o vómitos.
  • En el caso de volver a hacer deporte, una vez te encuentres mejor, antes tendrás que descansar y comprobar que los niveles de glucosa ya están estables.
  • Cuando termines la práctica deportiva, es recomendable no saltarse ninguna comida de la dieta para mantener los niveles correctos de azúcar.

¿Qué cantidad de insulina es la idónea al hacer deporte?

Si la hipoglucemia no desaparece y cuesta volver a recuperar los niveles de glucosa en sangre normales, es el momento en el que aparece la relación que comentábamos antes entre insulina y ejercicio. Y, es que habrá llegado el momento de administrarnos insulina.

En función de los niveles de azúcar en sangre, la acción de la insulina variará. A continuación, te mostramos la cantidad de insulina idónea que necesitamos si queremos practicar entre 30 minutos y una hora de ejercicio. Pero, si la actividad deportiva implica una mayor duración, es aconsejable acudir a un médico.

Si requieres de insulina previa al ejercicio, las cantidades a tener en cuenta, según el médico especialista Dr. David Kinshuck, son:

  • Niveles de azúcar en sangre menores de 7 mmol/l: en este caso, deberás administrarte entre 2-3 CPs. La cantidad dependerá del esfuerzo que requiera la actividad.
  • Niveles de azúcar en sangre entre 7 y 10 mmol/l: en función del ejercicio serán entre 1-2 CPs.
  • Niveles de azúcar en sangre entre 10 y 13 mmol/l: en este caso, los CP adicionales no serán necesarios.
  • Niveles de azúcar en sangre superiores a 13 mmol/l: haz una prueba de cetonas en este caso. En función del resultado, adminístrate insulina de acción rápida.

Tenemos que tener claro que estas aplicaciones son genéricas y que, en función de tu diabetes y tu caso particular, las cantidades de insulina a administrar podrían variar.

Consejos básicos para hacer deporte si eres diabético

Ahora que ya conoces la importancia de la insulina en el ejercicio, es importante recordar una serie de tips a tener en cuenta siempre que vayamos a hacer deporte:

  • Controlar los índices de azúcar en sangre antes y después de la actividad.
  • Inyectar la insulina en el abdomen o en cualquier otra zona que no sea la protagonista de nuestra actividad.
  • Ir siempre provistos de suplementos de carbohidratos.
  • Beber agua y/o líquidos similares constantemente.
  • Llevar algún tipo de identificación que explique nuestra condición de diabético.
  • Evitar hacer deporte durante las horas más calurosas del día.
  • Evitar (en la medida de lo posible), practicar cualquier tipo de deporte en solitario.
  • Realizar ejercicio progresivo y, de ser posible, aeróbico.
  • Especial atención al calzado, ya que no proteger correctamente los pies puede desarrollar heridas. Y, como bien sabes, curar las heridas si eres diabético puede llevar asociadas ciertas complicaciones.

Como puedes ver, insulina y ejercicio son dos términos relacionados en la diabetes. Pero, si tienes en cuenta éstos y otros consejos para hacer deporte, podrás disfrutar de él y llevar un estilo de vida más sano. Aunque sin olvidar las precauciones a seguir en la práctica del ejercicio.

Además, si quieres llevar un mayor control de la insulina y el ejercicio, así como de la diabetes en general, puedes descargar gluQUO. Con esta app gratuita, será más fácil mantener hábitos saludables.