Cada vez son más las personas que tienen diabetes y han de adaptar sus hábitos de vida hacia una serie de acciones concretas para conseguir mantener sus niveles de azúcar en sangre perfectos, así como su salud en general.

La diabetes es una enfermedad para la que no existe cura pero sí que se puede controlar su forma de manifestarse.

Es probable que conozcas a alguna persona diabética, e incluso que forme parte de tu círculo de amistad o familiar. Y has de saber que tu ayuda siempre será un plus para ellos.

Desde QUO Health, en el post de hoy te ofrecemos pautas sobre cómo ayudar a un diabético. Y es que, aunque no lo creas, puedes aportarle grandes beneficios.

Cómo ayudar a un diabético: formas sencillas de conseguirlo

Independientemente de si la persona a la que conoces padece diabetes tipo 1 o diabetes tipo 2, existen una serie de acciones diarias con las que serás capaz de ayudarle.

Antes de nada, es importante que te empapes al máximo sobre la diabetes. Cuanto más sepas sobre el día a día de los diabéticos, sus hábitos y tratamientos, mayor será la ayuda que podrás ofrecerle.

Entre las diferentes formas de ayudar a un diabético están:

Entiende la situación

Ser empático y comprender la situación concreta de cada persona es importante para entender cómo ayudar a un diabético. En ocasiones, la diabetes puede ser frustrante para quien la padece y no necesita que alguien esté por detrás repitiéndole en todo momento qué debe hacer.

Es cierto que ver cómo alguien que es diabético no cumple con los hábitos recomendados puede molestarte. Sin embargo, a la hora de reconducirlo por el buen camino, hazlo de una manera que no pueda considerarlo como que te le estás riñendo.

De lo contrario, descartará tu ayuda.

Incítale a seguir una alimentación saludable

La relación entre diabetes y carbohidratos es muy importante si se quieren evitar problemas de salud relacionados, sobre todo, con las subidas de azúcar en sangre.

Fomentar una alimentación saludable es una de las mejores ayudas que puedes proporcionarle a un diabético. En el caso de convivir con él, seguir juntos la misma dieta seguro que ayuda a reforzar este aspecto. No se sentirá solo y le dará ánimos ante este reto.

Tienes que saber que no existe una dieta tipo para la diabetes pero este menú semanal te puede ser de gran ayuda.

Los carbohidratos sí que han de aparecer limitados y en las medidas justas. Dale protagonismo a vegetales, frutas, granos integrales, proteínas o grasas saludables.

Practicad ejercicio juntos

Las personas con diabetes han de realizar alrededor de 30 minutos de ejercicio diario que, complementado con la alimentación, les permite tener un perfecto estado de salud.

Encontrar una actividad que os motive a los dos y acompañarle hará que no sienta el deporte como una obligación y, sin ninguna duda, es una técnica ideal de cómo ayudar a un diabético, siempre y cuando sigáis algunos consejos para hacer deporte siendo diabético.

Más allá de los beneficios que a ambos puede aportaros la práctica deportiva, a las personas diabéticas les permitirá controlar los niveles de azúcar en sangre y que no se produzcan picos en la diabetes.

Acompáñalo al médico y a grupos de apoyo

Parece una tontería, pero tu apoyo puede ser la clave para que un diabético de el paso hacia este tipo de terapias, o simplemente asistir a las revisiones médicas recomendadas.

Dar el apoyo necesario para que alguien cercano a ti con diabetes consiga abrirse, le permitirá poder expresarse y desahogarse de todo lo que le rodea. De este modo, el apoyo y la ayuda se multiplicará a su favor.

Presta atención a las bajadas de azúcar

Las hipoglucemias son una patología que puede ser habitual en las personas con diabetes. Estas bajadas de azúcar pueden producirse en cualquier momento y producir debilidad, fatiga, o problemas de visión, entre otros.

Es importante saber reconocer los síntomas de la hipoglucemia y qué debes hacer en caso de que aparezca. De este modo, le evitarás riesgos innecesarios que repercuten directamente en su salud.

A la hora de cómo ayudar a un diabético en este aspecto, has de saber que con la descarga de la aplicación de gluQUO podrás tener la información del azúcar en sangre en todo momento. De este modo, será imposible pasar por alto este aspecto.

Siempre positivo

No dejes que sus ánimos decaigan, sobre todo durante los primeros momentos como diabéticos.

Muchas personas se vienen abajo cuando son diagnósticas como diabéticos, pero más lejos de la realidad, el control de la diabetes día a día es sencillo, y no implica cambios bruscos en tu rutina. Hazle ver la situación de este modo y ayúdales a ver su situación desde una perspectiva positiva.

Ahora que ya sabes diferentes formas de cómo ayudar a un diabético, es el momento de actuar.

¿Estás preparado?