La diabetes gestacional en mujeres no tiene por qué significar problemas en cuanto a la salud del bebé. Con un embarazo saludable, tu bebé nacerá completamente sano.

Independientemente de si la diabetes gestacional es consecuencia de una previa diabetes tipo 2 o no, saber cómo controlar la diabetes gestacional pasa por tomar una serie de decisiones correctas durante el periodo de gestación.

En el post de QUO Health de hoy te damos una serie de pautas para que entiendas cómo controlar la diabetes gestacional para que tu salud y la de tu bebé sea la adecuada.

Control de la diabetes gestacional durante el embarazo

En función de la etapa en la que te encuentres, la diabetes gestacional controlada significará el seguimiento de una serie de rutinas:

Seguir una dieta equilibrada

Para ello, una vez diagnosticada la diabetes gestacional, debemos acudir a un especialista en nutrición que nos realice el plan de comidas adecuado. Puedes informarte antes de cómo seguir una dieta para diabetes gestacional de forma correcta.

El factor clave en cómo controlar la diabetes gestacional a través de la comida. Pasará por entender la importancia del consumo adecuado de hidratos de carbono para que no se generen descompensaciones en los niveles de azúcar en sangre.

Hay que entender que seguir una dieta equilibrada no es sinónimo de perder peso, sino de controlarlo y ver qué se come. Buscar perder peso durante el embarazo repercutirá negativamente sobre la salud de mamá y bebé.

Ejercicio diario

Cerca de 30 minutos de ejercicio diario es necesario para llevar un control de diabetes gestacional adecuado. La práctica deportiva va a permitirte que el cuerpo utilice mejor la insulina, lo que se traduce en un control de los niveles de glucosa en sangre.

Las actividades de bajo impacto como son nadar o caminar son especialmente recomendables.

Control del azúcar en sangre

Si quieres evitar la diabetes gestacional no controlada, es importante realizar la prueba de azúcar, al menos un par de veces al día.

Evita realizarte demasiadas pruebas de los niveles de glucosa, ya que podría acabar derivando en una obsesión innecesaria.

Monitorización del feto

Controlar los movimientos fetales es básico para la diabetes gestacional. A través de estudio de movimientos, patadas, cómo crece el bebé, es estado de su corazón… podremos comprobar que el proceso de gestación está siendo el adecuado.

Revisiones periódicas

Para saber cómo controlar la diabetes gestacional, las visitas regulares al médico son necesarias.

En las revisiones, tu doctor te controlará tu presión arterial, los niveles de azúcar en sangre, así como tu evolución en base a tu dieta y el ejercicio. Todo ello para evitar la diabetes gestacional no controlada.

Podrás tomar estos datos, almacenarlos y llevártelos a donde quieras con nuestra app, gluQUO

Seguir el tratamiento

Tanto las pastillas para la diabetes como la administración de insulina puede que sean necesarias para el control de diabetes gestacional.

Si tu médico te lo receta, deberás cumplirlo.

Cómo controlar la diabetes gestacional durante el parto

Es un error pensar que por tener diabetes gestacional el bebé nacerá por cesárea. Tener a tu bebé por vía vaginal es totalmente posible, siempre y cuando no implique riesgos.

Para tener el control de diabetes gestacional durante la fase del parto se debe:

  • Seguir en todo momento los niveles de azúcar en sangre. Si durante el parto se produce un cuadro de hiperglucemia, se administrarán pequeñas cantidades de insulina. En cambio, si se produce hipoglucemia, se administrará glucosa.

  • Control del ritmo cardíaco del bebé. Es necesario para saber en qué estado se encuentra tu bebé y qué pasos seguir para que el parto no tenga riesgos.

Diabetes gestacional controlada tras el parto

Seguir el control de diabetes gestacional también es importante tras el parto. Pese a que ésta tiende a desaparecer cuando dejas de estar embarazada, hay una serie de factores que tienen que controlarse.

  • Tras el parto, la diabetes gestacional no controlada puede tener mayores riesgos. Y es que en los momentos posteriores al parto se tiene que controlar la glucosa en sangre cada hora. Aunque los niveles de sangre suelen volverse estables, pasarlo por alto podría generar complicaciones ante cualquier alteración.

  • Control de los niveles de azúcar del bebé. Tanto tú cómo él debéis estar bajo control, especialmente si los niveles de azúcar del bebé fueron altos durante el embarazo. Y es que, ante esta situación, es probable que el bebé esté produciendo insulina adicional que hará que la glucosa en sangre esté por debajo de lo recomendado.

Aunque ya sabes cómo controlar la diabetes gestacional, debes saber que, ante un futuro embarazo tendrás grandes probabilidades de que vuelva aparecer. Además, si no eres diabética tipo 2, has de controlar tus hábitos porque podría aparecer en el futuro.

Una buena herramienta para ayudarte con el control de la diabetes gestacional, sobre todo durante el embarazo, es la aplicación de gluQUO.

Con la descarga de la app podrás llevar el control de lo que comes, el ejercicio, o los niveles de azúcar en sangre en todo momento en tu dispositivo móvil.