¿Cómo se mide el nivel de azúcar en sangre?

Las glucemias o niveles de azúcar van de la mano con la diabetes. De hecho, es el parámetro fundamental que se analiza y revisa para gestionar y controlar la diabetes. ¿Cómo se mide el nivel de azúcar en sangre? Aunque muchos ya lo sepamos, no está de más repasarlo.

Autocontrol

Además de las analíticas rutinarias, los diabéticos tenemos que utilizar el seguimiento de la glucosa como herramienta principal para llevar el control diario de nuestra diabetes. ¿Cómo? Con autocontrol, constancia y también con la ayuda de alguno de los aparatos de los que te hablamos a continuación.

Glucómetros

Los diabéticos tipo 1 y algunos tipo 2 tenemos que medir nuestro nivel de azúcar en sangre varias veces al día, como mínimo antes y después de cada comida. Para ello, usamos el elemento principal de cualquier kit diabético que se precie: el glucómetro o medidor de glucosa.

Un glucómetro es un pequeño aparato capaz de leer el nivel de azúcar en sangre con tan sólo una pequeña gota. ¿Cómo se hace? ¡Muy fácil! Después de lavarnos las manos, insertamos una tira reactiva nueva en nuestro medidor y con un pequeño pinchazo en el lateral del dedo (es mejor evitar las yemas puesto que es lo que más en contacto entra con otros objetos en la vida diaria) sacamos una gota de sangre que nos servirá para medir la glucosa. Depositamos la gota de sangre en la tira reactiva y ¡ahora ya solo falta esperar al resultado! Según el glucómetro, el tiempo de espera puede variar entre 3 y 6 segundos.
Este proceso forma parte del día a día de todos los que somos diabéticos, así que no te avergüences de hacerlo siempre que lo necesites estés donde estés y te acompañe quien te acompañe. Tu salud es lo primero y además depende de ello.

Recuerda que, si vas a estar fuera de casa durante un tiempo prolongado, o estás planeando viajar con diabetes, siempre es recomendable llevar más de un medidor y aumentar la frecuencia en tus controles.

Sistemas de medición continua de glucosa

Hay un paso más allá de los glucómetros tradicionales para comprobar nuestros niveles de azúcar en sangre. La tecnología avanza mucho y cada día nos facilita un poco más la vida cotidiana.

Los medidores de glucosa continua evitan la necesidad de cumplir con el ritual de los medidores tradicionales para conseguir nuestra glucemia. Con un sensor adherido a la piel, que contiene una fina cánula, un emisor y un receptor, podemos comprobar nuestros niveles de azúcar al momento, incluso, dependiendo del sensor, recibir alertas de posibles subidas o bajadas. Este tipo de medidores, no detecta el azúcar en la sangre, sino en los tejidos de la piel por lo que las medidas pueden no ser tan exactas o llegar con algo de “retraso”.

Registro de glucemias

Da igual cómo midas tus niveles de azúcar en sangre, utilices el aparado que utilices para conocer tus niveles, tienes que llevar un registro. Algunos aparatos tienen memoria interna, pero lo más recomendable es que seas tú mismo el que cumplimente el diario de glucemias. No hace falta que tires de papel y boli, porque una vez más, la tecnología nos facilita la vida con diabetes.

¿Conoces gluQUO, la app para la diabetes? Actualiza tu diario de glucemias, registra tus hidratos de carbono y haz un seguimiento de tu diabetes integral desde tu smartphone. Con gluQUO lleva la gestión de tu diabetes al siguiente nivel.

]]>


Entradas destacadas
Post recientes
Categorias
Instagram
Facebook