La diabetes es una enfermedad que no descansa nunca y, todos los días, tenemos que ejercer un estricto control sobre ella, para poder mantener controlados nuestros niveles de glucosa en el torrente sanguíneo, y, así, conseguir llevar la enfermedad hasta el siguiente estadio. Si no seguimos las pautas marcadas por nuestro endocrino y no gestionamos adecuadamente la enfermedad, esta puede desembocar en otros problemas más graves. Entre las diferentes complicaciones, distintos estudios han encontrado una relación directa entre la diabetes y el Alzheimer.

¡Muy atento! Te contamos todas las novedades sobre este tema.

¿En qué consiste la diabetes?

Antes de empezar a contar la relación entre ambas enfermedades, es importante que sepamos perfectamente en qué consisten y, en primer lugar, vamos a hablar sobre el problema del descontrol de los niveles de azúcar en el organismo. La diabetes es una enfermedad metabólica que no permite que las células absorban glucosa, que portan los alimentos, para poder transformarla en energía, por la falta o inacción de la insulina. La falta de la hormona fabricada por el páncreas hace que la glucosa quede diluida en la sangre, lo que hace que suban los niveles de azúcar y las posibilidades de sufrir una hiperglucemia. Para paliar este problema, junto con una buena alimentación, control de la enfermedad y práctica de ejercicio; es necesario inyectarse insulina o tomar medicación.

¿Qué es el Alzheimer?

Esta enfermedad es la forma más común y avanzada de la demencia senil. El Alzheimer es conocido prácticamente por la totalidad de la población mundial, ya que afecta a casi 35 millones de personas. A diferencia de la diabetes, esta problemática es neurodegenerativa y, hasta la fecha, no se pueden tomar medidas preventivas para evitarla. Esta problemática consiste en que, a medida que avanza la enfermedad, mueren las neuronas y se atrofian diferentes partes del cerebro y la persona va perdiendo alguna de sus capacidades mentales, hasta que pierde completamente la memoria.

Entonces… ¿qué relación existe entre ambas?

Una mala gestión de la diabetes hace que aparezcan otros problemas de carácter más grave, derivados de los altos índices de glucosa. Cuando una persona tiene los niveles de azúcar altos, durante un tiempo prolongado, estos afectan diferentes sistemas y procesos del organismo, como el sanguíneo, el circulatorio o el renal. El exceso de glucosa va afectando a las arterias y estas, con el paso del tiempo, se va dañando y van acumulando el exceso de colesterol, lo que reduce el torrente sanguíneo y la sangre no llega hasta las zonas periféricas del cuerpo.Asimismo, estos excesos también afectan al sistema nervioso y las comunicaciones entre las células, lo que provoca trastornos en el cerebro. Aunque los diferentes estudios que se han publicado hasta la fecha, están en una fase primeriza, estos empiezan a señalar la enorme relación que existe entre la diabetes, principalmente la tipo 2, y el Alzheimer.