Diabulimia: un trastorno alimentario relacionado con la diabetes

Cualquier trastorno alimentario implica un riesgo para la salud grave. Pero ¿sabías que hay una enfermedad que relaciona la bulimia y la diabetes? La diabulimia es una situación peligrosa de la que hoy queremos hablar.

¿Qué es la diabulimia?

El término, compuesto por las palabras diabetes y bulimia, hace referencia a un trastorno alimentario en el que las personas con diabetes tipo 1 omiten su tratamiento médico para perder peso.

Diabetes y cambio de peso

Uno de los síntomas de la diabetes es la pérdida de peso sin causa aparente. Por eso, cuando somos diagnosticados, las inyecciones de insulina y la dieta controlada hacen que el peso que habíamos perdido se gane rápidamente. Lamentablemente, y aunque parezca una locura, hay personas que ponen en serio peligro su salud con tal de no engordar o para seguir adelgazando.

La diabulimia es un trastorno que implica evitar las inyecciones de insulina para adelgazar, incluso a pesar de las complicaciones graves de la diabetes que esto conlleva.

Síntomas de la diabulimia

La sintomatología de la diabulimia coincide con la de una diabetes no controlada. A corto plazo se produce un aumento del hambre, la sed y la necesidad de orinar. Además, los altos niveles de glucosa en sangre producen fatiga y debilidad.

A medio plazo, puede presentarse atrofia muscular, deshidratación o colesterol alto. Si llegado a este punto, la persona con diabulimia no plantea ciclos en los que se pone las inyecciones, puede terminar sufriendo graves daños en los riñones, complicaciones serias como neuropatía, ceguera o problemas de corazón e, incluso, la muerte. Según los expertos, la diabulimia multiplica por tres las posibilidades de sufrir complicaciones derivadas de la diabetes.

Diagnóstico de la diabulimia

Con bastante frecuencia, las personas que sufren diabulimia suelen ser diagnosticadas con otros trastornos alimenticios, como por ejemplo anorexia nerviosa o bulimia. Aunque saben que su conducta es peligrosa, no les importa hacer lo que sea para conseguir bajar de peso, incluso poner en riesgo su vida.
De hecho, la diabulimia puede pasar inadvertida por considerarse un diabético “poco cumplidor” sin tener en cuenta el factor psicológico. Por ello, es muy importante que el entorno del paciente y los profesionales médicos correspondientes conozcan las señales de la diabulimia. Si la hemoglobina glicosilada es consistentemente alta, las hospitalizaciones por cetoacidosis diabética son frecuentes y existe preocupación excesiva por el peso y patrones de alimentación irregular, mucho ojo porque puedes estar ante uno de los trastornos de la conducta alimentaria más desconocidos.

¿Cómo ayudar a un diabulímico?

Como con cualquier otro trastorno de este tipo, es muy importante no juzgar a la persona ni acusarla. Tenemos que ayudar a tomar conciencia de la situación sin infundir miedo. Ante cualquier indicio, es necesario consultar lo antes posible con profesionales sanitarios para que el diabulímico sea atendido por un equipo médico formado, como mínimo, por endocrino, educador en diabetes y psicólogo.

]]>


Entradas destacadas
Post recientes
Categorias
Instagram
Facebook

2 days ago

gluQUO

Dani de @glucoup, suministrador de chuches de la oficina entre otras cosas nos deja siempre sus increibles dulces que nos sacan de cualquier hipo. Gracias Dani.
.
Dani de @glucoup, supplier of sweets from the office, among other things, always leaves us his incredible candies that take us out of any hypoglycemia . Thanks Dani.
...

View on Facebook