La diabetes no es un impedimento para realizar cualquier actividad, siempre y cuando se tomen las medidas necesarias para garantizar un correcto estado de salud.

El claro ejemplo de superación y demostración que los diabéticos no tenemos barreras ya lo contamos con la historia de Dani Albero y la prueba de que todos los sueños pueden cumplirse. Pero ahora vamos un paso más allá en la historia situándonos ante el último reto del piloto para disputar el Dakar, el Rally de Merzouga.

medalla

En el artículo de hoy de QUO Health te contamos qué es el Rally de Merzouga y por qué es necesario para que Dani Albero pueda conseguir su sueño de disputar el Rally Dakar.

El Rally Merzouga: el último escalón antes del Dakar

Competir el Rally Dakar es más complejo que realizar una simple inscripción. Para poder participar en el rally más duro del planeta hay que tener una serie de requisitos, entre los que se encuentra superar algunas de las carreras previas al Dakar.

El A.S.O. (Amaury Sports Organisation), organizador principal del Dakar, obliga a los pilotos que quieran participar en la competición a realizar alguna de las pruebas incluidas en el Dakar Series: el Desafío Guaraní, el Rally de Merzouga o el Rally de China.

Es este caso, la carrera elegida por Dani Albero ha sido el Rally de Merzouga. Una prueba de cinco etapas que recuerdan a cuando la prueba se realizaba en el continente africano.

dunas

Etapas largas repletas de dunas y arena que llegan a atravesar el norte del Sahara son el cartel de bienvenida de la prueba. Una prueba que además cuenta con una etapa de maratón, en la que Albero no puede contar con ningún tipo de asistencia mecánica ni médica si quiere completarla con éxito.

El Rally Dakar cada vez más cerca

Ser diabético tipo 1 no ha sido un impedimento para que Dani Albero supere el Rally de Merzouga, acabando en la posición 50 entre los más de 130 pilotos participantes en todas las categorías.

Tras haber superado ya varios rallies previos como entrenamiento a la gran cita del Dakar 2019, el haber superado el Rally de Merzouga celebrado del 15 al 20 abril ha supuesto que Albero tenga el denominado ‘pasaporte al Dakar’.

La importancia de la prueba era tal que, de no haber recorrido sus 1.200 kilómetros de pistas y dunas, la inscripción al Dakar no podría ser aceptada por el A.S.O.

Aunque más allá de la gesta profesional que supone conseguir pasar las pruebas previas al Dakar, Dani Albero ha conseguido -una vez más-, demostrar que la diabetes no impide participar en pruebas extremas y estar al mismo nivel que el resto de personas.

Una gran ayuda para Dani Albero ha sido la que su amigo Fran Vega le ha ofrecido disputando con él este Rally de Merzouga. Y es que Vega, junto con el equipo de 5 personas de Dani Albero (mecánicos, asistentes y prensa), han ayudado a que ‘Azucarilla’ (el apodo de la moto de Dani), y el propio Dani acaben la prueba, así como a dar voz al hito que supone la superación de esta prueba por un diabético tipo 1.

Un proyecto que necesita de todos

Como sponsor principal de Daniel Albero, con gluQUO no solo le ayudamos a que puede llevar el control de la diabetes en todo momento con nuestra aplicación, sino que con el resto de marcas y colaboradores ayudamos económicamente a que Dani y su equipo consigan la inversión necesaria para apuntarse al Dakar.

dunas2

Participar en el Rally Dakar no solo requiere de superar duros rallies, también de invertir una cantidad económica considerable para pagar inscripción, transporte, y el resto de gastos asociados a esta gran prueba.

A día de hoy, el proyecto de ‘Un diabético en el Dakar’ no cuenta con el suficiente apoyo económico que se necesita para poder participar en la prueba, pese a la ayuda que ya le estamos ofreciendo. Es por ello que tú también puedes ser partícipe de esta historia.

En caso de querer ayudar a Dani Albero con cualquier aportación económica que consideres puedes hacerlo poniéndote en contacto tanto con él como con su equipo a través de su propia web. No es necesario un importe mínimo, sino que toda aportación es clave para poder conseguir su sueño de disputar el Dakar.

Si quieres conocer más sobre Dani Albero y su equipo para acabar de convencerte y darle el apoyo que necesita (tanto económico como anímico), puedes seguir su día a día a través de su blog o sus redes sociales.

La historia de Dani debe servirnos a todos como un ejemplo de no cerrarnos puertas nunca a nada. Nuestra condición no implica más barreras que las que nosotros mismo queramos ponernos. Así que nunca te frenes y como el propio Dani dice: “¡Gas, e insulina que no falte!”.

gluQUO merzouga