5 consejos para salir de una hiperglucemia

Llevando un buen control de la diabetes, cumpliendo con el tratamiento médico, comiendo adecuadamente y practicando ejercicio, nuestros niveles de azúcar en sangre tendrían que mantenerse estables. Sin embargo, la diabetes no es una ciencia exacta, y existen otros factores que pueden repercutir en nuestras glucemias. Por ejemplo, una infección urinaria o el estrés pueden hacer que nuestros niveles de azúcar en sangre se eleven hasta llegar a una hiperglucemia. ¿Qué podemos hacer para bajar nuestros niveles?

Agua en abundancia

Uno de los síntomas de las hiperglucemias es la sed. Beber muchos líquidos es importante no solo para calmar esta sensación, sino porque el agua va a convertirse en una ayuda para bajar los niveles de azúcar en sangre. Beber en abundancia nos ayuda a orinar más, y teniendo en cuenta que el exceso de glucosa se elimina en la orina, beber mucho se convierte casi en una obligación.

Pauta médica

El médico te habrá dado una pauta a seguir en caso de sufrir una hiperglucemia. Seguir el tratamiento médico y las recomendaciones indicadas es fundamental para poder bajar nuestros niveles de azúcar en sangre. Sigue al pie de la letra el patrón de medicación o aplicaciones de insulina que te dio el médico y pronto tus glucemias retomarán la normalidad. No pretendas llegar a tus niveles glucémicos óptimos lo más rápido posible. Primero, esto podría causarnos una hipoglucemia con todos los riesgos que esto conlleva y segundo, los cambios bruscos de glucemias son lo que más afecta negativamente a nuestro organismo.

Aumenta el control

Normalmente tenemos que medir nuestras glucemias con bastante frecuencia, pero si tus niveles de azúcar son altos, aumenta los controles. Además, los diabéticos tipo 1, cuando superamos los 250 o 300mg/dl idealmente debemos comprobar si tenemos cetonas en la orina.

Muévete por tu diabetes

Hacer ejercicio es una forma natural de bajar nuestras glucemias, de hecho, el deporte es una de las mejores herramientas preventivas de la hiperglucemia.
Eso sí, mucho cuidado porque, aunque el ejercicio ayuda a disminuir nuestros niveles de azúcar en sangre, debemos tomar precauciones. Si nuestros niveles están por encima de 250mg/dl debemos de comprobar si tenemos cetonas en la orina. Si el test es positivo, no debemos realizar ninguna actividad física porque podríamos empeorar la situación, subiendo nuestros niveles de azúcar aún más. También mucho ojo con el tipo de deporte que vayamos a practicar, si se trata de un deporte que nos pueda excitar es posible que, de manera inicial, nos suban los niveles de azúcar, aunque con el paso del tiempo deberían ir disminuyendo.

Cuidado con las comidas

Aunque pueda parecer que evitando comer, la hiperglucemia remitirá, no es para nada recomendable. Recuerda que es muy importante que sigas los consejos del médico o nutricionista y que nunca tomes tú mismo la decisión de restringir las comidas. Aunque tengas unos niveles elevados recuerda que tu cuerpo sigue necesitando alimentarse. Ten en cuenta que debes evitar alimentos ricos en azúcar para que los niveles de azúcar en sangre no se incrementen más aún.

Si siguiendo estos consejos no consigues reducir tus glucemias, sientes mareos, fuerte dolor abdominal y nauseas, lo mejor es que acudas al médico de urgencia.
Recuerda que, en cualquier caso, ante alguna complicación o si detectamos cambios en nuestros día a día con diabetes, lo mejor es que consultemos con nuestro médico especialista. Sin embargo, una buena gestión de la diabetes, como la que puedes conseguir usando gluQUO, puede serte de mucha ayuda y evitarte complicaciones como las hiperglucemias ¿A qué esperas para descargarte la app?

]]>