¿Cómo reaccionar ante un diagnóstico de diabetes?

Miedo, susto, pena, recelo… ¡Qué no cunda el pánico! Sí, te acaban de decir que eres diabético, pero no te preocupes porque desde gluQUO vamos a ayudarte ¿Cómo reaccionar ante un diagnóstico de diabetes?

Reacciones frecuentes

El médico acaba de confirmártelo: eres diabético. Según la persona puede haber distintas reacciones ¿Cuáles son las más comunes? ¡Nosotros ya hemos pasado por ello!

Negación

“Esto no puede estar pasándome a mí” “Seguro que es una equivocación” “Doctor, ¿no necesita hacer más pruebas”. La negación es una reacción más común de lo que puede parecer, pero aunque no quieras asumirlo, casi con el 100% de seguridad, el médico lleva razón. Si no estás del todo convencido, puedes pedir una segunda opinión médica, pero probablemente el diagnostico será el mismo. Asúmelo y coge el toro por los cuernos, nadie mejor que tú va a ayudarte a vivir con diabetes.

Tristeza

Sabemos que el shock inicial puede producirte tristeza, es lógico y seguramente venga acompañada de miedo. Date un tiempo para procesar la noticia y no te agobies, pero no dejes pasar el tiempo. Ahora tendrás que adaptarte a nuevos hábitos en tu vida diaria, mejorar tu alimentación y hacer deporte, por ejemplo. Poco a poco te familiarizarás con la enfermedad y tu vida volverá a la normalidad, sobre todo si te cuidas y te controlas bien.

Optimismo

Aunque no suele ser lo habitual, ante el diagnóstico de diabetes se puede empezar a ver la vida de otra manera. Dicen que cuando se cierra una puerta se abre una ventana así que, ¿qué mejor momento que este para empezar a cuidarte? Tu salud ahora va a depender de muchos factores, la enfermedad y sus posibles complicaciones son una parte importante de ellos, pero minimizar riesgos es posible cuidándote lo mejor que puedas. No sólo controlarás tu diabetes, sino que te ayudará a mejorar otros aspectos de tu vida diaria, te lo decimos por experiencia.

¿Cuál es la mejor reacción ante un diagnóstico de diabetes?

No hay ni mejor ni peor reacción, cada persona puede reaccionar de una forma diferente. Si te acaban de decir que eres diabético, probablemente ahora tendrás muchas dudas, inseguridades y preocupaciones que seguro que, poco a poco, se irán disipando como a todos nos ocurrió en su día.
¿Nuestra recomendación? Pregunta todo lo que quieras saber a tu médico, visita al endocrino todas las veces que necesites, pide un curso de formación hospitalario sobre tu diabetes o, incluso acude a fundaciones y asociaciones para conocer a otros diabéticos. ¿Otro consejo más? No cargues con todo tu solo, aprovéchate de las oportunidades que nos brinda la tecnología y lleva un control diario de glucemias, ejercicio o carbohidratos gracias a gluQUO.

¿Cómo reaccionaste cuando te dijeron que eras diabético? ¡Cuéntanoslo!

]]>