Diabetes en la tercera edad

El impacto de la diabetes en la sociedad se incrementa conforme aumenta le edad. De hecho, la diabetes es prevalente en la tercera edad. Según la Sociedad Española de Diabetes (SED) el 15% de los mayores de 70 años está diagnosticado con diabetes, cifra que aumenta hasta el 20% en edades superiores a los 80 años.

Causas que provocan diabetes en la tercera edad

Cada vez más, llevamos una vida sedentaria. Una mala alimentación, la falta de ejercicio y los malos hábitos aumentan las posibilidades de desarrollar diabetes en las edades más avanzadas. De hecho, si has llevado hábitos de vida inadecuados durante muchos años, llega un momento en el que el páncreas no es capaz de segregar insulina suficiente para regular los niveles de glucosa y entonces aparece la diabetes.

Además, recientes estudios también apuntan al propio envejecimiento como un factor desencadenante de la diabetes en edades avanzadas.

Dificultades en el manejo de la diabetes

Los que fuimos diagnosticados en la juventud o en la edad adulta estamos muy familiarizados con la enfermedad y sabemos cómo nos tenemos que cuidar. Pero cuando una persona mayor es diagnosticada, puede que controlar sus índices glucémicos sea más complicado.

Lo más probable es que sus hábitos alimenticios tengan que adecuarse a esta nueva condición, incluso que no tenga las capacidades para gestionar de forma autónoma su enfermedad.

El médico deberá pautar el tratamiento adecuado para la diabetes teniendo en cuenta su estado de salud, físico y familiar. El endocrino valorará la mejor opción, teniendo en cuenta que la administración de insulina o fármacos puede ser difícil de seguir en estas edades, especialmente si la persona mayor vive sola.

Dieta y deporte

A ciertas edades, existen circunstancias que pueden afectar a los hábitos alimenticios. Pérdida del gusto, problemas de visión o movilidad o la dificultad para masticar pueden hacer que nuestros mayores no cumplan correctamente con la dieta necesaria para el control de la diabetes.

En estos casos, las pautas nutricionales tienen que estar explicadas de la mejor manera posible, incluso se pueden utilizar herramientas de ayuda como la app gluQUO.

En cuanto al ejercicio físico, depende de las condiciones de la persona, pero caminar, la natación o el baile serán de ayuda para mantener los índices glucémicos controlados y, por consiguiente, la diabetes.

Consejos en el cuidado

Para evitar olvidos, lo mejor es programar alarmas que recuerden la necesidad de insulina o antidiabéticos orales. Además, no está de más pegar en la nevera la pauta alimenticia nueva que ha de seguir.

Evitar las comidas copiosas, el alcohol y el tabaco también ayudarán a mejorar la calidad de vida y permitirán que, de vez en cuando, pueda permitirse un capricho como tomar un dulce.

Finalmente, es importante llevar una vida ordenada, siguiendo un horario de comidas y descanso será más fácil controlar la diabetes.

gluQUO y la diabetes en la tercera edad

Hoy en día muchas personas mayores saben manejar sin problemas un Smartphone. Con la app gluQUO la gestión de la diabetes es mucho más sencilla e intuitiva.

Con alarmas y con los sistemas de automatización de la app, se completan rápidamente los índices glucémicos, se actualizan los diarios de glucemia y se recuerdan las inyecciones de insulina o tomas de medicamentos necesarias.

No sólo va a ser beneficioso para el diabético, sino que el médico podrá consultar todos los datos relacionados con la enfermedad registrados en la aplicación para poder analizarlos y regular el tratamiento si es necesario.

Tengamos la edad que tengamos, los diabéticos tenemos que cuidarnos para vivir nuestro día a día con total normalidad. ¿Cómo? Con gluQUO es mucho más fácil ¿A qué esperas para descargarte la app para la gestión de tu diabetes?

]]>