Fiesta, alcohol y… diabetes

Fiesta, alcohol y… diabetes. Fin de semana, toca salir. El plan con tus amigos está listo y tú tienes que prepararte para una noche a tope. Ropa elegida, ducha, cartera, móvil cargado, llaves de casa… ¿No falta algo? ¡No te olvides de tu kit diabético! Los diabéticos podemos salir de marcha ¡fiesta sí, riesgos no! No te pierdas nuestra entrada de hoy.

Control de la diabetes

Los diabéticos podemos hacer lo que hacen el resto de nuestros amigos perfectamente. La diabetes no te pone límites, los límites los pones tú. Eso sí, ten en cuenta que para poder llevar una vida social totalmente normal tu diabetes tiene que estar controlada. Cumple con tu tratamiento médico y lleva al día tu registro de glucemias y carbohidratos. Aunque pueda parecer un coñazo a priori, no lo es. Puedes controlar tu diabetes utilizando la nueva app gluQUO de una forma rápida y sencilla desde tu smartphone.
Seguramente ahora mismo lo que menos te apetezca es tener que estar pendiente de tu salud, evitar visitas al burger o comer dulces, pero debes hacerlo. No pongas en riesgo tu salud, tus padres y el equipo médico están ahí para ayudarte. Un buen control y cuidado es la clave para que podamos salir de fiesta tranquilos.

Si nuestra diabetes está controlada podemos consumir alcohol de forma moderada, siempre mejor si optamos, por ejemplo, por bebidas como la cerveza. El alcohol interfiere negativamente en los niveles de glucosa y en la producción de insulina por lo que cuanto mayor graduación tenga la bebida más riesgo.
Extraído del Boletín Autocontrol es vida nº 14 editado por Bayer Diabetes Care

Cosas a tener en cuenta

Norma número uno: ¡No bebas con el estómago vacío! Nunca, bajo ningún concepto salgas sin haber cenado bien antes. ¿Mi recomendación? Incluye en tu cena hidratos de carbono de absorción lenta como cereales integrales.

Si sales de fiesta es probable que además de beber bailes ¿verdad? Como no te vas a quedar parado en la barra y vas a darlo todo con tus amigos, procura llevar contigo, por ejemplo, una barrita de cereales o sobrecitos de azúcar. El alcohol unido al ejercicio físico aumenta el riesgo de tener una hipoglucemia. ¿Lo mejor? Durante la noche hazte algún control para ver cómo evolucionan tus niveles.

Es muy importante que tus amigos sepan que eres diabético y que conozcan los síntomas y cómo tienen que actuar ante una hipoglucemia. Para evitar sustos innecesarios combina el alcohol de tus cubatas con bebidas azucaradas como zumos o refrescos azucarados.

Hipoglucemias

El mayor riesgo para los diabéticos cuando salimos de fiesta son las hipoglucemias, durante la noche fuera y después. Puedes tener una hipoglucemia retrasada, entre 4 y 24 horas después, así que mucho cuidado.

Además, mientras bebes alcohol, por poco que sea, puedes no darte cuenta de los primeros síntomas de una hipoglucemia por confundirlos con los efectos de la copa.

Para los diabéticos, lo mejor es que evitemos tomar bebidas alcohólicas, y que si lo hacemos sea con moderación ¡No hace falta beber para divertirse!

Para nosotros la salud de las personas con diabetes es lo más importante, por ello creamos aplicaciones móviles para poder facilitar la vida de nuestros usuarios. De tal manera