Fiestas de cumpleaños y niños diabéticos

Con la vuelta al cole, los niños han retomado las clases y llegan las fiestas de cumpleaños de sus compañeros y amigos. Raro es el mes que no reciben una invitación para acudir a una celebración, por ello, si el pequeño es diabético, debemos tener en cuenta unas nociones básicas para que pueda acudir a los eventos, como el resto de los niños. Muy atentos a estos consejos imprescindibles, que os servirán de ayuda durante el tiempo que se alargue el curso escolar.

¿Puede asistir a las fiestas de cumpleaños?

¡Claro que si! Al igual que el resto de sus compañeros de clase acuden a los cumpleaños, vuestro hijo puede asistir sin ningún tipo de inconveniente. Recordad, las limitaciones en la diabetes las ponemos nosotros, no la enfermedad. Cuando recibáis la invitación en casa, no os asustes ni os preocupéis, con una preparación previa es suficiente. Además, este tipo de eventos son fundamentales para normalizar la enfermedad, así vuestro hijo no se sentirá menos y verá que puede hacer lo mismo que sus amigos.

¿Cómo preparo su asistencia?

Los días previos son fundamentales para que el menor pueda asistir con normalidad a la celebración. Lo primero que hay que hacer es ponerse en contacto con los padres que han organizado el evento para conocer de primera mano en que consistirá y advertirles de que el pequeño es diabético. Durante la conversación también podéis proponerles que elaboren platos que vuestro hijo pueda comer sin problemas y explicarles cómo actuar en caso de que se le descontrolen repentinamente los niveles de azúcar. Antes de ir a la fiesta, aseguraos de que vuestro hijo lleva el kit diabético con todo lo indispensable.

Vigila la alimentación

Como sabéis, la alimentación es uno de los principales pilares para poder gestionar adecuadamente la diabetes. Diariamente hay que llevar un exhaustivo control de los hidratos de carbono y en las fiestas de cumpleaños es muy fácil saltárselo. Por eso, la educación que el niño recibe desde que debuta como diabético es fundamental. Debe comprender que no puede comer lo mismo que el resto de sus compañeros, puede comer de todo, si, pero siempre con moderación.

Ten en cuenta la actividad física

A diferencia de las personas adultas, los niños acuden a los cumpleaños a jugar con sus amigos haciéndoles estar en continuo movimiento. Saltar y correr son la tónica general de este tipo de fiestas, por lo que, antes de acudir, debéis revisar el índice glucémico de vuestro hijo para poder adaptar la dosis de insulina al tipo de evento. De esta forma, el pequeño podrá disfrutar sin ningún tipo de inconveniente.

¿Cómo tengo que hacer su fiesta de cumpleaños?

Uno de los días más señalados en el calendario de un niño pequeño es la fecha de su cumpleaños y, por consiguiente, la su celebración. A la hora de preparar el evento, debéis tener en cuenta que vuestro hijo es el principal protagonista y la fiesta se tiene que adaptar a él. A parte del control rutinario, antes de comenzar, es necesario ajustar la alimentación a elaboraciones que pueda comer él sin problema, evitando que tenga que estar pendiente de lo que puede y no puede comer. Asimismo, a la hora de organizar las actividades, podéis alternar prácticas que impliquen movimiento, con otras que sean más tranquilas.

]]>