Reducir el consumo de azúcar no solo es recomendable para los diabéticos

Los que día a día peleamos con nuestra diabetes, tenemos muy claro que en nuestra alimentación tenemos que evitar consumir azúcares por el bien de nuestra salud. Sin embargo, no solo los que somos diabéticos debemos reducir la cantidad diaria de azúcar que consumimos, especialmente si son azúcares añadidos ¿quieres saber por qué? ¡Toma nota!

Sobreexposición al azúcar

La OMS recomienda no tomar más de 50 gramos de azúcar al día. Sin embargo, en la actualidad, es normal tomar de media entre 78 y 110g, es más, según qué desayunemos, podemos consumir mucho más nada más empezar el día. Elige las tostadas con aceite de oliva y jamón york y deja de lado los cereales, galletas y bollos. Lo diabéticos tenemos claro que el control del consumo de azúcares es necesario para poder llevar a una buena gestión de nuestra diabetes y evitar riesgos y complicaciones.
Sin embargo, los fabricantes de alimentos industriales añaden azúcares a muchos de los productos que consumimos, lo que hace que en muchas ocasiones tomemos altas cantidades sin darnos cuenta. Aunque tu páncreas funcione bien y produzcas la insulina suficiente para asimilar la glucosa de tu cuerpo, mucho cuidado porque el consumo en exceso de azúcar afecta negativamente a la salud de todos: sobrepeso, hipertensión o problemas dentales son algunas de las consecuencias. Incluso, a pesar de que ahora no seas diabético, puedes terminar desarrollando una DT2.

¿Qué beneficios tiene reducir el consumo de azúcar en nuestra salud?

Llevar una dieta sana y saludable se convierte en uno de los pilares claves para cuidar de nuestra salud. ¿Qué ocurre si tomamos menos azúcares? ¿Qué beneficios tiene renunciar a alimentos azucarados?

Pérdida de peso

La obesidad es un factor desencadenante de muchos problemas de salud, como pueden ser problemas cardiovasculares, o como comentábamos antes, la diabetes tipo 2. El consumo de azúcares está estrechamente relacionado con el sobrepeso y la obesidad, por lo que reduciendo el consumo conseguirás deshacerte de los kilos de más y cuidarás de tu salud y tu cuerpo.

Menor riesgo cardiovascular

El consumo desmesurado de azúcares también produce riesgo de padecer complicaciones cardiovasculares. El aumento de lípidos o la hipertensión pueden estar causados, en mayor o menor medida, por la ingesta diaria de altas cantidades de azúcar. El colesterol y la hipertensión son los peores enemigos de la salud de nuestro corazón por lo que evita los dulces y cuídate.

Más energía

Los azúcares son una de las mayores fuentes de energía para nuestro cuerpo. Por ello, si nos acostumbramos a cantidades elevadas de azúcar acabaremos casi necesitándolo. Muchos hablan del azúcar como una droga y así es: creemos necesitar una determinada dosis y cuando el efecto se pasa, nos sentimos cansados y con necesidad de tomar más.

Si dejas de tomar azúcar y superas el “mono”, te sentirás con más energía, más vital e incluso tu cerebro funcionará mejor.

Buena salud dental

Una consecuencia directa de una dieta excesivamente azucarada, es la aparición de problemas bucales. Desde bien pequeños vinculamos las caries con el azúcar y así es. Si evitamos los azúcares añadidos nuestra dentadura nos lo agradecerá.

¿Cómo reducir el consumo de azúcar?

El primer paso es evitar los productos procesados y refinados, ya que suelen llevar azúcares añadidos especialmente nocivos. Mucho cuidado con los refrescos o zumos envasados, pues son una fuente de azúcar que consumimos sin consciencia y de una forma muy rápida.

Además, aumenta el consumo de frutas y verduras, evita los picoteos entre horas y vigila el consumo de carbohidratos.

El azúcar no solo es un enemigo de los diabéticos; el consumo excesivo de azúcar no es bueno para nadie. No valen excusas ¡El sugar free es posible!

]]>