Trucos para saber cómo controlar la diabetes

La diabetes es una enfermedad que requiere mucha atención diaria. Todos los que la sufrimos, ya seamos tipo 1 o tipo 2, tenemos que realizar un control exhaustivo de nuestra diabetes. Para una gestión correcta tenemos que estar pendientes de una serie de factores. ¿Sabes cuáles son? ¿Te los contamos?

Asumir la enfermedad

El reto de asumir que padecemos diabetes requiere mucho esfuerzo y fuerza de voluntad, sobre todo cuando acabamos de ser diagnosticados o en etapas como la adolescencia, pero es el primer pasito para poder controlar la diabetes. Desde el momento en el que el médico nos informa de la enfermedad, tenemos que saber que ahora nuestro día a día se tiene que centrar en su gestión. La tarea de asumirlo es importantísima porque es donde tenemos que observar que nuestra vida no va a ser diferente y que vamos a seguir haciendo lo mismo que antes, pero controlando nuestra enfermedad.

La palabra del médico, la más importante

Las visitas al médico son uno de los puntos más importantes para controlar la diabetes. Lo recomendable es tener una cita cada 3 o 6 meses para que pueda examinarnos y evaluar la evolución de nuestra enfermedad. Cada vez que tengamos que visitar al endocrino, tenemos que preparar concienzudamente todos los datos relacionados con la diabetes, como el diario de glucemias, la dieta que estamos siguiendo para tener un control de los carbohidratos ingeridos o el deporte que practicamos, para que este sepa en qué situación nos encontramos con respecto a nuestra diabetes. Una vez que el doctor tenga toda la información, nos proporcionará unas pautas y medicación que debemos seguir a rajatabla. Además, es importante que llevemos nuestro medidor de glucosa por si fuese necesario realizar un análisis y un kit diabético completo.

Junto a las visitas del médico, es básico que cada cierto tiempo nos hagamos diferentes pruebas, como análisis de sangre y orina, para que se pueda evaluar el efecto de la diabetes en nuestra salud y, si se detectase algún tipo de trastorno, subsanarlo antes de que la dolencia desemboque en complicaciones más graves.

Control de la diabetes

Aunque el endocrino nos marque una serie de pautas, controlar la diabetes es tarea nuestra. Si la gestionamos de una manera adecuada, la enfermad no evolucionará a otras dolencias más graves y podremos pasar al siguiente estadio. En este sentido, el tratamiento impuesto por el especialista es de obligado cumplimiento, por ello, tenemos que seguir un control riguroso de nuestras glucemias y llevar la cuenta de los hidratos de carbono que ingerimos en cada una de nuestras comidas.

Otro de los factores importantes para controlar la diabetes es cumplir adecuadamente con el tiempo y cantidad de los fármacos. Es responsabilidad nuestra seguir con la medicación impuesta. En el caso de los diabéticos tipo 1, tenemos que inyectarnos las cantidades adecuadas de insulina; mientras que los tipo 2, tienen que llevar una vida saludable o activa combinada con antidiabéticos orales.

¡Vigila las comidas!

El conteo de los hidratos de carbono que realizamos en cada comida es muy importante para poder controlar la diabetes. Para poder gestionar correctamente los carbohidratos que consumimos es importante planificarnos nuestro calendario de comidas. Tenemos que tener en cuenta que llevar una dieta variada, equilibrada y sana nos permite comer de todos los grupos de alimentos sin que los niveles de azúcar en sangre se alteren constantemente. Además, también tenemos que intentar evitar comidas que contengan grasas saturadas porque el colesterol puede quedarse en los vasos sanguíneos y derivar en una arterioesclerosis, provocando, esta última, dolencias de carácter cardiovascular. Échale un vistazo a los consejos sobre alimentación para diabéticos que publicamos hace un tiempo.

Practica deporte

Otra forma de controlar nuestra diabetes es a través del deporte. La actividad deportiva nos ayuda a mantener los niveles de glucosa y nos permite gozar de un mejor estado de salud. En el caso de los que somos tipo 1, diferentes estudios han demostrado que la práctica de actividades deportivas nos permite reducir la necesidad de insulina. Aunque este hecho siempre tiene que estar autorizado por nuestro endocrino y siempre prestando atención a los niveles de glucosa antes y después de la práctica deportiva. En cuanto a los tipos 2, el ejercicio puede llegar a causar el mismo efecto que la medicación prescrita para la diabetes, así que ¡deja las excusas de lado y muévete!

¡Hazlo más sencillo!

Junto a todas estas medidas, existe otra que te ayudará a controlar la diabetes de una manera más sencilla y rápida, se llama gluQUO. Con esta aplicación podrás llevar un control exhaustivo de tus glucemias, el conteo de los hidratos de carbono, tu dieta diaria y el ejercicio realizado. Con gluQUO la enfermedad ya no será una molestia, sino un mero acompañante de vida. Como sabes, los límites no los pone la diabetes, los ponemos nosotros.

]]>