Como diabéticos, una de nuestras principales ‘preocupaciones’ diarias es entender qué podemos comer para seguir una dieta saludable y, así evitar posibles alteraciones en forma de subidas de azúcar.

Seguir una alimentación equilibrada no tiene como objetivo evitar hiperglucemias, sino que nos va a permitir tener una vida más sana.

A la hora de llevar a cabo una dieta teniendo diabetes, es importante calcular las cantidades de macronutrientes que le aportamos al cuerpo. Y es que no será la misma cantidad en cuanto al consumo de hidratos de carbono, grasas o proteínas. Siendo estas últimas a un grupo al que hay que prestarle especial atención.

En el artículo de QUO Health de hoy te hablamos sobre las proteínas para diabéticos, qué tipos de alimentos son aptos para ingerirlos, así como recomendaciones a tener en cuenta.

Proteínas para diabéticos: qué alimentos elijo para mi dieta

Las proteínas son una gran fuente de energía para el organismo que, además, te permite
desarrollar tus músculos con su consumo
. Sin embargo, no todos los alimentos ricos en proteínas son igual de beneficiosos para los diabéticos.

Añadir las proteínas a tu dieta es fundamental para llevar el control de la diabetes, al igual que los carbohidratos, pero pudiendo ingerir una cantidad mayor de proteínas. Y es que estas tardan el doble de tiempo en convertirse en glucosa. Por lo tanto, los niveles de azúcar en sangre no se disparan. Es por ello que la cantidad de hidratos de carbono que puede consumir un diabético será menor a las proteínas.

Entre las mejores proteínas para diabéticos que puedes consumir se encuentran:

Carne magra

Es la mejor opción para incluir proteínas de forma saludable a través de la carne (ternera, cerdo, cordero). Sin embargo, las carnes rojas deben evitarse en la dieta, con mucha frecuencia. Y es que son las que más grasas saturadas contienen, y más procesadas están.

En el caso de añadir las carnes rojas, opta por aquellas que sean frescas y siempre teniendo en cuenta que su nivel de grasas será mayor.

Aves de corral

El pollo, el pavo, las gallinas son opciones de carne de corral que puedes introducir en tu dieta como proteínas para diabéticos.

El hecho de introducir este tipo de carne en la alimentación se debe a sus bajos niveles en colesterol y grasas saturadas.

Pescado

Sobre todo los pescados azules son grandes fuentes de proteínas para diabéticos, pero también el marisco.

Una buena opción es apostar por aquellos pescados que contengan ácidos grasos Omega-3 en grandes cantidades.

pescado

Estas no son las únicas opciones de proteínas para diabéticos por las que puedes apostar. Es más, para consumir cualquier tipo de alimento con proteínas, fíjate en su etiquetado.

Si el etiquetado aporta en su información nutricional que el nivel de grasas es bajo, siempre podrás apostar por esos alimentos.

Otras opciones de proteínas para diabéticos por las que puedes apostar en tu dieta son:

  • Huevos.
  • Productos de soja, como el tofu.
  • Semillas.
  • Frijoles u otro tipo de legumbres.
  • Nueces.

¿Cómo cocinar los alimentos con proteínas?

No solo hay que tener en cuenta qué alimentos con proteínas para diabéticos podemos introducir en nuestra dieta, también es muy importante la forma en la que los cocinamos.

La técnica culinaria adoptada es importante porque las propiedades de los alimentos pueden verse alteradas en función del estilo que se emplee.

A la hora de cocinar los alimentos con proteínas para diabéticos las mejores opciones son:

  • Hornearlos.
  • Asarlos.
  • Cocerlos al vapor.
  • A la plancha.

En cambio, las técnicas culinarias que debes evitar son:

  • Salteados.
  • Fritos.
  • Empanados.

salmón, siempre salmón

Proteínas para diabéticos que deberías evitar

Aunque las subidas de azúcar en sangre sean más lentas, existen ciertos tipos de proteínas que, de consumirlos, podrían tener efectos negativos contra nuestra salud. Este tipo de alimentos son fundamentalmente aquellos ricos en grasas, e incluso carnes con mucha piel.

La manteca de cerdo o los lácteos como la mantequilla o las cremas, con proporciones excesivas de grasa, debemos evitarlas a toda costa.

Si quieres introducir productos lácteos como la leche, el yogur y/o el requesón, fíjate siempre que sean bajos en grasas o libres en grasa.

Algunas opciones para no consumir el aceite de palma son: aceite de colza, aceite de semillas de lino, el aceite de sésamo o el aceite de oliva.

Ahora ya sabes cómo puedes introducir las proteínas en tu alimentación. Una recomendación para calcular las cantidades de proteínas para diabéticos adecuadas puede ser la palma de tu mano. Sin embargo, desde QUO Health te ofrecemos una opción más sencilla: gluQUO.

Descargando la APP en tu dispositivo móvil podrás tener acceso en todo momento a cualquier aspecto relacionado con la diabetes: desde la alimentación, hasta el ejercicio o los niveles de azúcar en sangre. ¿A qué estás esperando para descargarla?