Cómo gestionar la diabetes en verano

Llega el verano, y con él las vacaciones, playa, viajes y sobre todo calor. Son las altas temperaturas las que nos llevan a tratar el tema de la diabetes en verano. Es ahora cuando comienzan a mencionar a los grupos de riesgo en las noticias, pero ¿Somos los diabéticos parte de esos grupos de riesgo?

Efectivamente, sí. El calor provoca deshidratación, y con ello también el aumento de concentración de glucosa en sangre. Esto puede provocar llegar al punto conocido como hiperosmolar y con ello ingresar en el hospital. Cosa muy seria.

¿Debemos cambiar algún tipo de hábito los diabéticos en verano?

Está claro que si el resto de mortales cambian hábitos pues nosotros lógicamente también. Lo primero es siempre mantenerte hidratado de forma constante, beber 2 litros de agua al día te mantiene hidratado. Comida ligera y fresca, ya sabéis un buen melón/sandía en verano entra mejor que nunca. No pases más tiempo del necesario al sol y aprovecha las sombras en horas de picos de calor.

Apuntar que para aquellos deportistas que practiquen deporte en verano, las bebidas isotónicas son siempre aconsejables ya que contienen un aporte extra de nutrientes como glucosa.

Llegan los viajes y en el caso de hacerlo por carretera hay que prevenir más que nunca cuando vamos al volante, por ello siempre llevar algo de comida a mano que nos aporte hidratos de carbono. Otro de los consejos es llevar niveles de glucosa ligeramente elevados para no llegar a la hipoglucemia, mucho mejor que bordeándola, ya que nos exponemos a un riesgo.

En el caso de viajes que supongan cambios horarios, es recomendable para los diabéticos tipo 1 ajustar las horas a las que pretendan suministrarse la insulina. Además, aconsejado por la Federación Española de Diabetes (FEDE), llevar la cantidad de insulina duplicada o triplicada desde el origen es algo casi obligado, para ir siempre bien equipado ante cualquier problema.

Problemas con el equipaje

Se precavido y lleva el equipaje en lugares donde sepas que será más complicado que se pierdan o dañen es la opción más inteligente que debes tomar.

A la hora de viajar en avión por ejemplo, es común que las maletas puedan extraviarse, por lo que es aconsejable repartir el equipaje con medicinas en diferentes maletas. Es aconsejable además no facturar la maleta donde se lleve la insulina, y llevarla en algún bulto que permitan llevar encima. Esto es por que las bajas temperaturas de la bodega podrían llegar a dañarla.

En el caso de encontrarnos en lugares con altas temperaturas, debemos de llevar todo el material en neveras especiales hechas para ello, que se pueden encontrar en asociaciones de diabéticos a precios más económicos, o por internet.

Nosotros desde QUO Health recomendamos el uso de gluQUO como aplicación móvil desde la que podrás gestionar tu diabetes con multitud de herramientas como “Análisis” con la que podrás contemplar reportes gráficos de tu evolución o la “Calculadora de bolos” . Accede a la descarga de la app gratuita y pruébala.


Entradas destacadas
Post recientes
Categorias
Instagram
Facebook

2 days ago

gluQUO

Dani de @glucoup, suministrador de chuches de la oficina entre otras cosas nos deja siempre sus increibles dulces que nos sacan de cualquier hipo. Gracias Dani.
.
Dani de @glucoup, supplier of sweets from the office, among other things, always leaves us his incredible candies that take us out of any hypoglycemia . Thanks Dani.
...

View on Facebook