La diabetes es una enfermedad que se debe controlar desde el momento en la que hay indicios de ella (prediabetes), o cuando ya ha aparecido; independientemente de si se trata de diabetes tipo 1 o tipo 2.

La aparición de la diabetes en el organismo significa que nuestro cuerpo no es capaz de producir y/o utilizar la insulina. Por lo que acaba convirtiéndose en un problema si no se toman las medidas adecuadas.

Los diabéticos podemos controlar los niveles de azúcar en sangre con relativa facilidad, siempre y cuando se detecte en etapas tempranas y se sigan una serie de hábitos saludables. Además de la correspondiente medicación en función de cada caso.

No tratar la diabetes es un error y un serio problema para el organismo, ya que aumenta las probabilidades de padecer problemas de salud, entre los que destaca el sistema circulatorio.

En el artículo de QUO Health de hoy te hablamos sobre cómo afecta la diabetes al sistema circulatorio, así como al resto de sistemas que forman nuestro organismo.
médico

El sistema circulatorio y la diabetes: qué debes saber

Es importante saber cómo afecta la diabetes al sistema circulatorio porque la propia diabetes implica que se aumente el riesgo de desarrollar una presión arterial alta.

Como diabético, tienes que ser consciente que, unos niveles de azúcar en sangre altos van a contribuir a que se formen depósitos de grasa en las paredes sanguíneas. El resultado de ello puede ser:

  • Restricción del flujo sanguíneo.
  • Aumento del riesgo de aterosclerosis.
  • Endurecimiento de los vasos sanguíneos.

Más allá de estos problemas derivados de la aparición de la grasa en la sangre, como diabéticos estamos más expuestos a las enfermedades cardíacas y los accidentes cerebrovasculares.

Pies y manos: grandes afectados

Cuando hablamos de cómo afecta la diabetes al sistema circulatorio, la falta del flujo sanguíneo perjudica de forma directa sobre manos y pies, pudiendo llegando a causar:

  • Claudicación intermitente. Sucede cuando la falta de flujo en manos y pies te impide realizar acciones diarias como caminar sin sentir molestias.
  • Neuropatía periférica. Es un tipo de neuropatía diabética que hace que sintamos una menor sensibilidad en nuestras extremidades.
  • Pie diabético. Los efectos de la diabetes si no se controla pueden afectar al sistema circulatorio provocando infecciones y úlceras en los pies. Y, si se descuida, puede llegar a generar el pie diabético.

Si no quieres ver cómo afecta la diabetes al sistema circulatorio, introduce hábitos de vida saludables en tu día a día.

Otros sistemas del cuerpo afectados por la diabetes

No solo es importante saber cómo afecta la diabetes al sistema circulatorio, sino que son otros los sistemas que también se verán afectados si no somos capaces de controlar nuestros niveles de glucosa en sangre. Entre ellos están:

Sistema endocrino

Cuando nuestro páncreas apenas genera insulina, o el cuerpo es incapaz de utilizarla correctamente, las hormonas para conseguir energía que emplea el cuerpo son otras.
diabetes

Como consecuencia de este problema, nuestro organismo se expone a la creación de sustancias peligrosas para el organismo (tóxicos, ácidos, cuerpos cetónicos), que podrían acabar derivando en cetoacidosis diabética. Como consecuencia, te sentirás constantemente con sensación de sed, ganas de miccionar y fatiga.

En el caso de padecer diabetes tipo 2, otra de las consecuencias relacionadas con el sistema endocrino es la aparición del síndrome hiperosmolar hiperglucémico diabético. Esta consecuencia se traduce en unos niveles de glucosa en sangre altos que, podría incluso llevarte a perder la conciencia.

Sistema tegumentario

La piel es otro de los grandes afectados, por lo que no solo debes tener en cuenta cómo afecta la diabetes al sistema circulatorio.

Ten en cuenta que los niveles de glucosa en sangre altos pueden derivar en problemas en la piel (sequedad, grietas...). Si dejas que esto pase, tu cuerpo estará más desprotegido ante la aparición de hongos, infecciones, úlceras, etc.

Sistema nervioso central

Al igual que ocurre con el sistema circulatorio, el sistema nervioso puede verse afectado por la diabetes debido a la neuropatía diabética que afecta a los nervios.

Si no controlas los niveles de azúcar en sangre de tu cuerpo, incluso podrías llegar a derivar en la retinopatía diabética, un problema que podría dejarte ciego.
nervioso

Sistema reproductivo

Afecta durante el embarazo, pudiendo llegar a derivar en la aparición de la diabetes gestacional, a la vez que aumenta el riesgo de una presión arterial alta.

Ahora que ya conoces cómo afecta la diabetes al sistema circulatorio y el resto de sistemas del cuerpo, es el momento de tomar medidas y no dejar de lado nuestro problema. Como has visto, el sistema circulatorio acaba repercutiendo en el resto de parte de nuestro organismo.

Una gran ayuda para conseguirlo, será descargar la aplicación de gluQUO. Con ella podremos controlar todos los aspectos de la diabetes en nuestro dispositivo móvil (niveles de azúcar, análisis, actividad, alimentación…). ¿A qué estás esperando para descargarla?