El autocontrol para gestionar adecuadamente la enfermedad es una tarea esencial para controlar en mayor medida los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo. Cuando un diabético puede hacerlo por sí mismo, solo depende de él, en cambio, si la enfermedad se diagnostica en una edad temprana, la gestión recae en gran parte de los padres. Estos serán los encargados de realizar todas las tareas necesarias para regular la cantidad de glucosa en el organismo. Son muchos los padres, que se preguntan cómo lo tienen que hacer.

Hoy os contamos algunas pautas esenciales para que la vida diaria de vuestro hijo no se complique.

Diabéticos tipo 3

Seguro que en más de alguna ocasión habéis escuchado lo de diabético tipo 3 y, posiblemente, os habréis preguntado ¿es otro tipo más de la enfermedad? La respuesta es sencilla: NO, solo es una expresión que se utiliza para definir aquella diabetes con la que conviven los padres, amigos y parejas de los pacientes que está diagnosticados con la enfermedad, ya que, aunque ellos no tengan los niveles de azúcar descontrolados, tienen que vivir día a día con la evolución de la diabetes.

¿Cómo saber si mi hijo es diabético?

Cuando un niño pequeño es diagnosticado con la enfermedad, lo más probable es que sea diabético tipo 1, es decir, su páncreas no funciona bien y no fabrica la suficiente insulina,y si la produce lo hace en muy bajas cantidades, lo que provoca que las células no puedan absorber la glucosa proveniente de los alimentos para transformarla en energía, dejándola diluida en la sangre y provocando que los niveles de azúcar aumenten. Los síntomas son los mismos que los que sufre un paciente con más años y, principalmente, se resumen en: sed excesiva, ganas constantes de orinar, sensación continua de hambre, respiración agitada, fatiga, aliento frutal e infecciones o heridas que no terminan de curarse. En el momento en el que veáis alguno de estos síntomas, debéis acudir con el pequeño al médico para que le realice las pruebas oportunas y determine si es o no es diabético. Si los dejamos pasar, podemos estar exponiendo a nuestro hijo a un riesgo innecesario.

Una vez diagnosticado, ¿qué tenemos que hacer?

Cuando a un niño pequeño se le ha detectado que es diabético, la gestión de la enfermedad les corresponde a los padres, hasta que este vaya aprendido y empiece a autocontrolarse. De hecho, con un buen aprendizaje y explicándole bien al pequeño la importancia de este control, en torno a los 7 años puede ser bastante autosuficiente.

Las principales tareas son:

Control de la enfermedad

La medición de la glucosa en la sangre, las inyecciones de insulina y las visitas al endocrino serán tarea de los padres. Tenéis que prestar mucha atención al índice glucémico del pequeño y adaptar la cantidad de la hormona a los niveles marcados por el glucómetro. Asimismo, a la hora de visitar al médico, tenéis que preparar concienzudamente la cita para pueda valorar adecuadamente la evolución de la enfermedad.

Alimentación

Como sabéis, los hidratos de carbono influyen directamente en el índice glucémico de una persona. Por ello, su conteo tiene que ser exhaustivo para gestionar bien la diabetes y, para ello, hay que adaptar las comidas a la nueva situación. Lo mejor es que toda la familia siga una dieta que no sea alta en azúcares ni en grasas.

Ejercicio físico

Las actividades físicas son indispensables en cualquier momento de la vida de una persona, por ello, en los niños también son muy importantes. Desde que son pequeños, hay que animarles a que practiquen deporte y, en el caso de los diabéticos, controlando siempre sus niveles de azúcar.

Nuevas tecnologías

En pleno siglo XXI ¿por qué no servirnos de las nuevas tecnologías? Como padres, ahorrareis tiempo e incluso podréis compartir con los profesores o cuidadores de vuestro hijo la información más importante sobre su día a día. ¿Aún no conoces gluQUO? Con esta app para la gestión de la diabetes todo será más rápido y podrás registrar desde tu smarthphone toda la información necesaria de la diabetes de tu hijo de una manera sencilla y dinámica.