Desde que nos detectan diabetes, la enfermedad nos acompaña día a día, nunca descansa. A parte de todas las medidas que tenemos que incluir en nuestros hábitos diarios para poder gestionarla de la mejor manera, existe una lista de productos útiles para diabéticos que harán que el control de los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo sea mucho más efectivo. ¿Los conoces? Si solo tienes conocimiento de alguno de ellos, no te preocupes te resumo unos cuantos elementos que te harán la vida más fácil. ¡Muy atento!

gluQUO

Las nuevas tecnologías se han implantado con fuerza en nuestro día a día; ahora, muchas acciones y procesos se han visto simplificados gracias a la introducción de diferentes desarrollos tecnológicos. El campo de la salud también ha visto como llegaban estos avances, entre ellos en el campo de la diabetes. gluQUO es una novedosa aplicación creada para gestionar la enfermedad de una manera fácil e intuitiva. Ahora, todos los que la padecemos podemos llevar en nuestro smartphone todos los datos relativos a ella, como nuestro diario de glucemias, la dieta que estamos siguiendo (y así saber la cantidad exacta de hidratos de carbono que hemos consumido) o el tiempo que hemos pasado practicando ejercicio.
La nueva app, desarrollada para iOS y Android, además de facilitar la gestión de la diabetes a todos los que la padecemos, nos permite reducir el tiempo que pasamos preparando nuestra próxima cita con el endocrino.gluQUO nos da la posibilidad de obtener un completo informe sobre el estado, y evolución, de la enfermedad; de esta manera, el medico nos podrá realizar un completo seguimiento y adaptar los tratamientos a los cambios que se hayan producido. ¡No esperes más y descárgatela del store de tu móvil!

Nevera para insulina

La insulina, como cualquier otro medicamento recetado por los médicos, tiene que conservarse dentro de unos parámetros adecuados, para evitar que esta se estropee y se vuelva inservible. La temperatura óptima para conservar la hormona se encuentra entre los 4 y 5 grados, es decir, para tenerla en el mejor estado, hay que guardarla en la nevera. Ahora, seguro que te estás preguntando: Y si no voy a estar en casa durante un tiempo largo y voy a estar sin un refrigerador, ¿cómo la conservo? No te precipites… ¡Hay una solución!: las neveras térmicas.
Con estas prácticas bolsas, puedes llevar tu insulina, o los medicamentos que tengas que tomar, sin miedo a que se estropee y solo tendrás que sacarla un ratito antes de inyectártela para que no sea doloroso, recordando siempre que la temperatura ambiente no puede ser superior a los 30 grados.

Estuche para diabéticos

Tanto si has debutado hace poco tiempo, como si hace ya tiempo que te detectaron la enfermedad; seguro que has oído hablar del kit para diabéticos. Como sabes, es muy importante, para realizar una gestión adecuada, llevar siempre con nosotros todos los productos útiles para diabéticos. El medidor de glucosa, más conocido como glucómetro, las tiras radiactivas, las lancetas o las jeringuillas para pinchar la insulina. Todos ellos nos permitirán conocer nuestro índice glucémico en cualquier momento y serán básicos para poder frenar un descontrol de los niveles de azúcar en el torrente sanguíneo. La mejor manera para llevar todo junto, y así no lo perdamos, es disponer de un estuche donde podamos llevar todo preparado. De esta manera, dispondremos de todos los elementos ordenados y su utilización será muy sencilla. Asimismo, también es recomendable incluir en este neceser unas gasas y algo de alcohol para poder curarnos el corte que nos hemos realizado para conocer la cantidad de glucosa en el organismo.
Junto con todos estos elementos, los expertos aconsejan disponer de tiritas y de aquellos útiles necesarios para curar cualquier lesión. Como os he explicado otras veces, una pequeña lesión en una persona que ha sido diagnosticada de diabetes, si no se cura a tiempo, puede evolucionar otras complicaciones más graves.

Calzado cómodo

Muy relacionado con la última parte del punto anterior, se encuentra este producto para diabéticos. El calzado, en una persona con diabetes, es uno de los puntos más importantes para evitar complicaciones graves. ¿Por qué? Si nos vestimos con unos zapatos incómodos, que nos aprieten o que tengan muchas aberturas, tendremos muchas más posibilidades de sufrir una lesión en los pies. Una pequeña rozadura, un juanete o una herida, si no nos damos cuenta a tiempo, y no le ponemos remedio, tiene muchas posibilidades de que esta empeore y se convierta en una úlcera, problema que puede ser el principio de otras complicaciones más graves. Para evitarlo, lo mejor es que te compres un buen calzado, sin aberturas y cómodo. Las mejores horas del día para adquirirlos son las últimas de la jornada, ya que el pie está hinchado y podremos elegir uno que no nos apriete.