¿Eres diabético? Ser diagnosticado con diabetes no tiene por qué implicar problemas relacionados con la salud, siempre y cuando se sigan una serie de hábitos que garanticen el control de la glucosa en sangre.

A través de la alimentación en posible tener en control de la diabetes. Para ello, la dieta que sigas tendrá que basarse en productos bajos en azúcares y carbohidratos.

A la hora de endulzar tus comidas, la stevia es una opción perfecta para sustituir al azúcar sin que se traduzca en alteraciones en tus niveles de glucosa.

Conoce en este post de QUO Health cuáles son las propiedades de la stevia para la diabetes y por qué es un edulcorante ideal para incluir en tu dieta

¿Qué es la stevia?

La stevia es un edulcorante, al igual que el azúcar, pero sin sus efectos negativos. Y es que este componente extraído de forma natural de una planta no contiene calorías.

Como cualquier otro tipo de edulcorante, la stevia ofrece al paladar un sabor dulce, siendo sus compuestos más dulces incluso que el azúcar. Sin embargo, si consumimos stevia en su forma pura, el sabor será amargo.

Las propiedades de la stevia para la diabetes se centran en sus calorías, considerándola como un edulcorante seguro. Tal es así, que la stevia podemos encontrarla presente en refrescos, dulces, yogures, alimentos y otro tipo de bebidas.

Propiedades de la stevia para la diabetes: cómo me benefician

Tomar stevia de forma esporádica no va a traducirse en beneficios para los diabéticos. Sin embargo, el hecho de consumirlo de forma regular y en intervalos de 6 horas sí que tiene relación con la tolerancia a la glucosa, tal y como apuntan algunos estudios.

Más allá de las propiedades de la stevia para la diabetes centrada en la tolerancia a la glucosa, se ha determinado que también posee otro tipo de propiedades antidiabéticas y antioxidantes. Lo que beneficia directamente la salud del organismo.

Otros de los beneficios que se asocian al consumo regular y moderado de la stevia son:

  • Estabilizar los niveles de glucosa en sangre entre los niveles óptimos.
  • Aumentar la producción de insulina (ideal sobre todo en diabéticos tipo 1).
  • El efecto de la insulina sobre las membranas celulares es mayor.
  • Los efectos de la diabetes tipo 2 se ven contrarrestados.

efecto insulina en sangre

Junto con estos beneficios relacionados directamente con las personas diabéticas, el consumo moderado de la stevia tiene otras ventajas como:

  • Reducir la presión arterial del organismo.
  • Poder antiinflamatorio.
  • Reduce el riesgo de aparición de tumores.
  • Contiene componentes antidiarreicos.

¿Las propiedades de la stevia para la diabetes son seguras?

No solo existe un estudio que hable sobre las propiedades de la stevia para la diabetes, sino que son varios los que complementan a la investigación de que tomar stevia cada 6 horas mejora la intolerancia al azúcar.

La stevia es un edulcorante bueno para los diabéticos y además, otro estudio la relaciona con efectos relacionados con la hiperglucemia pero de forma positiva. Es decir, eleve los niveles de insulina de aquellas personas cuyos niveles son bajos.

Al tratarse de un producto que carece de calorías y carbohidratos, no existe el problema de caer en un consumo excesivo del producto. Otra razón más por las que las propiedades de la stevia para la diabetes son seguras.

Cómo introducir la stevia en tus comidas

Ahora que ya conoces las propiedades de la stevia para la diabetes y cómo benefician a tu salud, es el momento de conocer también cómo puedes introducirla.

Al no tratarse de un sustituto del azúcar para diabéticos artificial, la stevia puede consumirse sin pensar en que ésta vaya a contribuir al aumento de peso.

Cuando decidas aprovecharte de las propiedades de la stevia para la diabetes, empieza por probarlo en el café o en la avena a través de la stevia en polvo. Sin embargo, si te gusta su sabor debes saber que hay otras formas de consumirla:

  • Con hojas frescas. Emplear de este modo la stevia te servirá tanto para limonadas o salsas, así como para hacer té.
  • Con hojas secas. Para obtenerlas, cuelga las hojas frescas boca abajo hasta que consigan secarse. Cuando las hojas estén secas, se procesarán a alta velocidad para conseguir edulcorante en polvo.
  • Jarabe de stevia. Para ello, tendrás que mezclar hojas de stevia frescas y trituradas con agua tibia. Deja reposar la mezcla durante 24 horas para, posteriormente, cocinarla a fuego lento. De este modo conseguirás el jarabe de stevia. El jarabe podrás guardarlo durante años en tu nevera sin que afecte a sus propiedades.

Si eres diabético no temas introducir la stevia en tu día a día. Ya has visto cómo este edulcorante es el perfecto sustituto para el azúcar. Introdúcelo en tu dieta y aprovéchate de todas sus propiedades.