El cannabis, también conocida como marihuana, es una droga extraída a partir de la planta del cannabis y que se emplea con fines recreativos, pero también medicinales.

Entre los compuestos del cannabis se encuentra un compuesto psicoactivo denominado como tetrahidrocannabinol (THC). Éste repercute sobre la función cerebral, pero también podría llegar a beneficiar sobre el control de la glucosa en sangre en los diabéticos.

En el siguiente artículo de QUO Health podrás descubrir cuál es la relación entre el consumo del cannabis y los beneficios en la salud de las personas con diabetes.

THC y diabetes: ¿se puede regular el azúcar en sangre?

Diversos estudios realizados para comprobar la relación entre THC y diabetes establecen que el consumo de cannabis afecta de forma positiva sobre los individuos diabéticos.

En una de estas investigaciones, llevada a cabo por la Alianza Americana para el Cannabis Medicinal (AAMC), se determinaban los siguientes beneficios del cannabis sobre la diabetes:

  • Es capaz de estabilizar los niveles de glucosa en sangre.
  • Reduce la inflamación arterial. Como consecuencia, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares desciende.
  • Previene la inflamación de los nervios, por lo que el dolor de la neuropatía disminuye.
  • Favorece la circulación de la sangre manteniendo los vasos sanguíneos abiertos.
  • Reduce las molestias surgidas en los trastornos gastrointestinales y los calambres musculares.

Asimismo, también se ha demostrado que ciertos compuestos del cannabis pueden mejorar el flujo sanguíneo de los ojos ante problemas de retinopatía diabética.

El cannabis en la producción de la insulina

El THC del cannabis no solo va a mejorar y regular los niveles de sangre en el organismo, sino que, a su vez, diversos estudios señalan que podría verse aumentada la producción de la insulina en el caso de los pacientes de diabetes tipo 2.

tratamiento

Por su parte, otro de los estudios también apuntan al consumo del cannabis como clave para conseguir una menor resistencia a la insulina en el caso de los diabéticos.

Otros beneficios del consumo de cannabis como diabético

No solo los niveles de azúcar en sangre y la resistencia a la insulina se ven favorecidos a la hora de consumir cannabis siendo diabético. Existen otros aspectos que también pueden verse influidos de forma positiva:

El THC como tratamiento para la inflamación

El cannabis posee entre sus propiedades una capacidad antiinflamatoria y, debido a que la inflamación crónica repercute directamente sobre la resistencia a la insulina y los diabéticos tipo 2, se está investigando sobre la eficacia del cannabis para conseguirlo sobre la diabetes.
inflamación Un estudio realizado en 2017 por parte del Medical College of Georgia acerca de este efecto resolvió que, el consumo del cannabis en animales actuaba como un elemento perfecto para terapias neuroprotectoras y antiinflamatorias.

El THC como tratamiento para la neuropatía periférica

La neuropatía es otro de los aspectos de la diabetes en la que se considera que el THC puede tener efectos positivos.

El propio estudio realizado por el Medical College of Georgia en 2017 también certificó que el cannabis reducía los síntomas y gravedad de la retinopatía diabética en animales.

Por su parte, en 2015, la Universidad de California testeó también los efectos de la marihuana en la neuropatía diabética. Y, como resultado, el dolor que los pacientes sentían era menor que el de aquellos que no la consumían.

El THC como tratamiento para la obesidad

En los pacientes con sobrepeso y/o obesidad que además son diabéticos tipo 2, diversos estudios revelaron que el cannabis ayuda en la pérdida de peso, siempre y cuando se consuma de forma moderada.

El hecho de que el THC repercuta directamente sobre la capacidad de adelgazar en los diabéticos tipo 2, se debe a que el consumo del consumo del cannabis aumenta la cantidad de energía que el cuerpo es capaz de quemar.

¿Cómo puede afectar el cannabis en la diabetes?

Más allá de los efectos positivos que pueda tener el THC sobre la diabetes, has de saber que el consumo de la marihuana lleva consigo una serie de efectos implícitos. Entre ellos pueden aparecer:

  • Mayor frecuencia del pulso.
  • Sequedad en la boca.
  • Aumento del apetito.
  • Sensación de pesadez en los ojos.
  • Mareos de forma ocasional.
  • Falta de concentración, pérdida de memoria.
  • Problemas de percepción del espacio.
  • Problemas de coordinación.

Es cierto que todavía siguen las investigaciones en torno a los efectos del cannabis sobre la diabetes. Sin embargo, se están dando los pasos hacia unos resultados positivos para los diabéticos.
médico De todos modos, no olvides que el consumo de cannabis es ilegal, y que solo un médico podría llegar a recetarlo con fines terapéuticos, siempre y cuando sea legal en el país en cuestión. En España, de momento está en manos de una subcomisión del Congreso el estudio de su regulación o no.