La diabetes es una afección cada vez más común en las personas. Y, pese a que no existe cura para ella, cada vez estamos más concienciados de seguir una serie de buenas prácticas que nos garanticen una vida totalmente saludable y sin riesgos.

Concienciarnos acerca de la diabetes es cada vez una tarea más fácil. Sin embargo, en el caso de la diabetes en los más pequeños puede resultar más complicado, por la complejidad de ciertos hábitos y tratamientos. Ya que en algunos casos no son capaces de hacerlos por sí mismos.

La diabetes juvenil requiere de una serie de consideraciones previas y una educación adecuada para que los más pequeños aprendan a convivir con ella sin contratiempos.

En este artículo de QUO Health te explicamos qué es la diabetes juvenil y cómo abordarla para conseguir las mayores ventajas para tu salud.

Qué es la diabetes juvenil

La diabetes juvenil es lo que hoy en día denominamos diabetes tipo 1. Es decir, la diabetes juvenil aparece cuando nuestro páncreas no es capaz de generar insulina.

El hecho de no producir insulina hace que el azúcar se acumule en la sangre y no pase a las células. De este modo se producen niveles alto de azúcar en sangre, pudiendo incluso llegar a hiperglucemias.

Es importante saber qué es la diabetes juvenil y asociarla directamente a la diabetes tipo 1 porque las medidas a adoptar serán las mismas.

Cómo saber si tengo diabetes juvenil

El cómo saber si tengo diabetes juvenil pasa por detectar una serie de síntomas que aparecerán a medida que la afección vaya cobrando protagonismo en nuestro organismo.

Entre los síntomas más comunes en la diabetes juvenil y en niños se encuentran:

  • Sed constante.
  • Micción frecuente.
  • Sensación constante de hambre.
  • Pérdida de peso.
  • Sensación habitual de fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Sensación de olores afrutados.

En el caso de la diabetes juvenil también podría aparecer problemas de visión en forma de visión borrosa.
Pese a los diferentes síntomas, la alerta deberá saltar especialmente si:

  • Buscas constantemente los baños. En caso de los más pequeños, se produce incontinencia, por ejemplo en la cama.

  • Tienes sensación de sed constante y por mucho que bebas no consigues saciarla.

  • Estás desganado y constantemente cansado.

  • Se produce una pérdida de peso sin motivo aparente.

No obstante, para salir de dudas ante cómo saber si tengo diabetes juvenil será necesario un diagnóstico médico.

Qué es la diabetes juvenil: cómo detectarla

Si encuentras los síntomas previamente mencionados será necesario realizar un visita a tu médico.

Es importante que no solo la persona con diabetes juvenil esté concienciado, también las personas de su alrededor. No olvides que este tipo de diabetes aparece en los más pequeños y, en muchos casos, serán los padres quienes tengan la responsabilidad de detectar los síntomas y acudir al médico.

A la hora de diagnosticar la diabetes juvenil se realizará o bien una prueba de orina para buscar azúcar en la micción; o bien un la prueba de punción en el dedo para comprobar los niveles de glucosa.

En función de los resultados obtenidos será tu médico quien determine si tienes o no diabetes juvenil.

Tanto si tu médico te detecta diabetes juvenil, como prediabetes, o ninguna de las dos opciones, tus hábitos deberán modificarse y adaptarse a un estilo de vida saludable. Todo ello con el objetivo de controlar tus niveles de azúcar en unos niveles adecuados y, así, tener una buena salud.

¿Existe tratamiento para la diabetes juvenil?

Aunque la diabetes juvenil no pueda curarse, sí que podemos tener el control de ella y evitar su progreso mediante un tratamiento médico.

A la hora de tener el control de la diabetes juvenil será tu médico quien te dé las pautas a seguir para conseguirlo. No obstante, entre las prácticas más saludables para conseguirlo se encuentran:

  • Administración de insulina, que permite que el azúcar pase de la sangre a las células.

  • Seguir unos hábitos alimenticios saludables, en los que los carbohidratos apenas tengan protagonismo.

  • Realizar al menos 30 minutos de ejercicio diario.

  • Tener el control diario de los niveles de azúcar en sangre.

Seguir unos hábitos de vida saludable siempre será positivo para la salud, por lo que puedes introducirlo ya en tu día a día. Sin embargo, el hecho de administrarte insulina solo podrás realizarlo bajo prescripción médica. Y es que será un especialista quien determine las cantidades y frecuencia.

Ahora que ya sabes qué es la diabetes juvenil y qué has de hacer ante su aparición es el momento de actuar.

Con la descarga gratuita de la app de gluQUO será más fácil el control diario de la diabetes. Y es que con la aplicación podrás tener en tu dispositivo móvil toda la información relacionada con tu afección: desde los niveles de azúcar en sangre, hasta la actividad física o la alimentación. ¿A qué estás esperando para descargártela?

¡Descarga la app!

gluQUO nace con el objetivo de facilitar el autocontrol y crece gracias a la experiencia que vive cada usuario a través de nuestra app para diabéticos.

Android Download Button Gluquo     iOS Download Button Gluquo