¿Qué es el pie diabético?

Si no llevas un buen control de tu diabetes, a la larga, puedes sufrir pequeñas complicaciones que pueden desencadenar en algo más grave ¿Sabes qué es el pie diabético? ¿Qué lo causa? ¿Cómo se puede evitar? ¡Te lo contamos todo!

El pie diabético

Si no cuidamos nuestra diabetes como corresponde, unos niveles inadecuados de glucosa en sangre pueden derivar en algunas complicaciones. Una de las más comunes es el daño que se produce en los vasos sanguíneos y nervios si tienes altos niveles de glucosa durante un largo periodo de tiempo.

Esta situación produce una reducción de la sensibilidad y una mala circulación en zonas periféricas de nuestro cuerpo, como por ejemplo los pies. Si no nos cuidamos, los diabéticos podemos hacernos una pequeña herida en el pie y que se convierta en una úlcera casi sin darnos cuenta. Si se trata correctamente se curará sin problemas, pero si no revisamos nuestros pies con frecuencia, una pequeña lesión puede infectarse y convertirse en algo mucho más grave. De hecho, si no tratamos adecuadamente una infección o úlcera en el pie, podría incluso desencadenar en una amputación.

Cómo afecta la diabetes a los pies

El pie diabético aparece como consecuencia de los diferentes problemas que la diabetes puede generar en nuestro organismo. Éstos incluyen la neuropatía diabética y la enfermedad vascular periférica.

Neuropatía diabética

Si la diabetes no está controlada, puede llegar a dañar nuestros nervios.
Con los nervios dañados, podría producirse una insensibilidad en el cuerpo denominada neuropatía diabética.

La neuropatía diabética en los pies puede hacer que no sintamos dolor al hacernos heridas. Del mismo modo que los nervios de nuestros músculos no funcionan correctamente y se genera mucha presión en el pie.

Enfermedad vascular periférica

El flujo de la sangre se ve afectado cuando tenemos diabetes.

Si nuestro flujo de sangre no es el adecuado, las heridas en los pies serán más difíciles de curar.

Cuando nuestro cuerpo no es capaz de hacer que la sangre circule correctamente estamos ante una enfermedad vascular periférica. De tal modo que, al no llegar la sangre correcta a los pies, podríamos desarrollar el pie del diabético.

Síntomas del pie diabético

Si notas menos sensibilidad en los pies o intuyes que podrías tener problemas de circulación sanguínea, tienes que tener especial cuidado con tus pies. Un mal control de nuestra diabetes influye negativamente en nuestro sistema nervioso y circulatorio, lo que produce esa falta de sensibilidad.

Si notas hormigueo o adormecimiento en la zona, tienes que extremar los cuidados y precauciones. Cuando los diabéticos tenemos alguno de estos síntomas, estamos expuestos a que una pequeña herida se vea agravada, pudiendo convertirse en una úlcera grave.

Vigila especialmente las zonas del pie que más presión soportan, como el dorso de los dedos, el talón o algunas partes de la planta. Si te sale una ampolla, te haces una herida o un corte vigílalo para evitar complicaciones.

Tratamiento del pie diabético

Las úlceras y dolores que aparecen en los pies, a consecuencia del pie diabético pueden prevenirse empleando ciertas acciones.
A la hora de proteger nuestros pies, tenemos que emplear:

  • Calzado para diabéticos
  • Plantillas
  • Refuerzos en la zapatilla
  • Envolturas de compresión
  • Inserciones que permitan evitar callos y úlceras.

Si el pie diabético ya se ha manifestado en nuestro organismo, la cirugía es un buen tratamiento para solucionarlo.

En la mayoría de ocasiones la cirugía no es necesaria para las úlceras de los pies. En ese caso, los tratamientos para pies diabéticos a los que recurriremos (tras aprobación médica), serán:

  • Apósitos con cremas especiales para pies diabéticos
  • Geles y/o soluciones de PHMB
  • Yodo
  • Miel de uso médico en forma de pomadas o gele

Evitar el pie diabético

Como cualquier complicación, la mejor manera de evitarlo es la prevención. Como diabéticos, es muy importante que controlemos y gestionemos correctamente nuestra enfermedad. Si nuestras glucemias están dentro de los parámetros normales, nuestra calidad de vida será mucho mejor.

Junto con el control diario de la glucosa en sangre, existen otra serie de prácticas recomendables para evitar el pie diabético. Todas ellas se basan en la higiene:

  • Revisa cada día tus pies y lávalos.
  • Sé capaz de mantener la piel de tus pies – suave y lisa.
  • Suaviza los callos que aparezcan.
  • Corta las uñas de tu pie con regularidad.
  • Usa siempre calcetines y zapatos.
  • Tus pies no deben sentir ni calor ni frío en exceso.
  • Mantén siempre la sangre fluyendo en tus pies.

Una buena alimentación, la práctica frecuente de ejercicio físico y el cumplimiento de nuestro tratamiento médico son necesarios para evitar complicaciones de la diabetes.

Pero ¿hay algún truco para facilitarnos el autocontrol?

gluQUO quiere convertirse en el mejor asistente para nuestra diabetes. Descárgate la app y comienza a gestionar todo lo relativo a tu diabetes directamente desde tu smartphone. Registra tus glucemias, controla tu ejercicio físico y actualiza tu diario de carbohidratos y, sobre todo, olvídate de tu diabetes sin descuidar tu salud. Lleva la gestión de tu diabetes al siguiente nivel con gluQUO ¿A qué esperas?

]]>


Entradas destacadas
Post recientes
Categorias
Instagram
Facebook

2 days ago

gluQUO

Dani de @glucoup, suministrador de chuches de la oficina entre otras cosas nos deja siempre sus increibles dulces que nos sacan de cualquier hipo. Gracias Dani.
.
Dani de @glucoup, supplier of sweets from the office, among other things, always leaves us his incredible candies that take us out of any hypoglycemia . Thanks Dani.
...

View on Facebook