¿Has oído hablar de la diabetes tipo 3? Pese a que solo se reconocen como diabetes la tipo 1 y 2, existe una enfermedad a la que se le establece la denominación de diabetes 3.

El Alzheimer es una enfermedad que afecta a la capacidad cerebral de manera progresiva y que se relaciona con la diabetes tipo 3. Y es que las personas que la padecen, pierden poco a poco la memoria y su enfoque mental.

En este post de QUO Health te explicamos cuál es la relación entre el Alzheimer y la diabetes tipo 3, así como los diferentes aspectos para detectar y tratar este problema.

¿Qué relación hay entre la ‘diabetes 3’ y el Alzheimer?

Son varios los estudios que asocian la diabetes como un factor clave relacionado con la aparición del Alzheimer.

Se denomina diabetes 3 al Alzheimer por las siguientes teorías:

  • Gary Small, autor del Programa de Prevención del Alzheimer, relaciona los niveles de glucosa en sangre altos con la inflamación de cerebro y organismo. Esta inflamación crónica tiene relación con cambios cerebrales típicos en el Alzheimer.

  • Por otra parte, el Alzheimer crea grupos de proteínas que se generan en las células del cerebro y que bloquean las comunicaciones. Estas mismas proteínas, las beta amiloide, también están presentes en el páncreas de los diabéticos tipo 2.

  • Aunque no se conocen qué causa realmente daños a los nervios para que se produzca el Alzheimer, algunos estudios de las Universidades de Pensilvania y Brown han detectado que la resistencia a la insulina puede bloquear ciertas funciones del cerebro. Y, como ya sabes, la resistencia a la insulina es el núcleo de la diabetes tipo 2.

  • Al considerarse a la resistencia a la insulina en los músculos y el hígado como diabetes tipo 2, son varias las atribuciones de diabetes 3 a la resistencia a la insulina por parte del cerebro (Alzheimer). Estas diferentes teorías e investigaciones son las que han acabado generando la atribución de la diabetes tipo 3 a la enfermedad del Alzheimer. Pese a ello, debes saber que la diabetes 3 como tal no existe.

conocimiento

¿Cómo puedes reconocer la ‘diabetes tipo 3’?

Siguiendo las diferentes teorías que atribuyen de manera no oficial, ni médica a al Alzheimer como diabetes tipo 3, son varios los síntomas que vienen asociados a esta enfermedad y que debes conocer.

Haber olvidado alguna cosa, o tener ciertos episodios de olvido es algo normal en los seres humanos y por lo que no debes preocuparte. Sin embargo, los comportamientos y síntomas continuos que pueden predecir la diabetes tipo 3 son:

  • Pérdidas de memorias que repercuten sobre tu rutina diaria.
  • Problemas en labores familiares básicas. Como puede ser la manera en la que se utiliza el horno.
  • Problemas a la hora de escribir y/o hablar.
  • Sentimiento de desorientación en situaciones espacio-temporales.
  • Menor capacidad de juicio.
  • Problemas con la higiene personal.
  • Cambios repentinos de personalidad y de humor.
  • Aislamiento de familiares, amigos, entorno en general…

Los síntomas de la diabetes 3 como Alzheimer variarán en función de la etapa en la que te encuentres y la gravedad que lo acompañe.

El Alzheimer y la diabetes 3: qué tratamientos existen

Al no tratarse de diabetes como tal, nada tiene que ver la insulina con la aparición del Alzheimer para aplicarlo como tratamiento para mejorar sus síntomas. Es más, no existe una cura como tal para este problema.
resignación

En función de la fase del Alzheimer por la que se esté atravesando, será tu médico quien recete la medicación oportuna para conseguir aliviar los síntomas de la diabetes 3, a la vez que se retrasa su progresión.

  • En el caso de atravesar una etapa moderada, el médico puede recetar medicamentos como el donepezil o la rivastigmina. Éstas son medicinas que ayudan a que los niveles de acetilcolina en tu cerebro sean más altos. Como consecuencia, te ayudan a mejorar la memoria.

  • En una etapa grave del Alzheimer, el donepezil o la memantina te ayudarán a bloquear los efectos del glutamato. Éste, es un químico cerebral que daña las células del cerebro.

  • Otro de los recursos a los que puede optar tu médico es recetar medicamentos contra la ansiedad, antidepresivos o antipsicóticos, con el objetivo de tratar otros síntomas relacionados con el Alzheimer, tales como: depresión, inquietud, alucinaciones, agitación…

Ahora que ya sabes que no existe la diabetes 3 como término, pero sí una posible asociación con una enfermedad como el Alzheimer, es el momento de empezar a tener en cuenta los posibles síntomas de la enfermedad, sobre todo si somos diabéticos.

Pese a que el Alzheimer no puede controlarse, no olvides que unos hábitos de vida saludables te ayudarán a retrasar su aparición y/o su grado de repercusión sobre nuestra salud mental.